lunes, octubre 25, 2010

LA CASA INFERNAL De Richard Mattheson.


La biblioteca municipal de mi ciudad se está convirtiendo en una visita obligada de manera cada vez más asidua (hasta tres veces fui en busca de material la semana pasada), dentro del cada vez más creciente fondo de cómic se incluye la práctica totalidad de la colección “Made in Hell” de Norma Editorial dedicada en mayor o menor medida al cómic de género o terror.

Yo de esa colección tengo varios volúmenes pero su elevado precio y el hecho de ser un pimajero me ha impedido comprar todos los que me habría gustado. El tomo que nos ocupa “La Casa Infernal” es la adaptación por parte de IDW (principal “surtidora” de la línea) de la novela homónima del genial Richard Mattheson. Autor de las sensacionales “El Increíble Hombre Menguante” y “Soy Leyenda”. Mientras esperamos que alguien se atreva a hacer una adaptación para el cine que haga justicia a la obra (no como pasó con la última versión de Soy Leyenda protagonizada por el Príncipe de Bel Air) nos tendremos que conformar con esta más que correcta versión.

“La Casa Infernal” se inscribe dentro del género de las casas encantadas, según reza la publicidad este relato se ha convertido en el texto de referencia para las películas “The Haunted” y “ House of Haunted Hill”, más para la segunda que para la primera. La trama es la siguiente. Un magnate americano a un paso de la muerte contrata al especialista en los sobrenatural Dr. Barrett para que junto a un grupo de Mediums y “cazafantasmas” vayan a investigar la Mansión Belasco, pues el magnate se encuentra a un paso de la muerte y está interesado en conseguir la inmortalidad.

Por supuesto el pasado de la mansión no podría ser más truculento con incestos, orgías, canibalismo, embarazos y descuartización de los bebés, sexo de todo tipo y condición y demás ritos satánicos, tanto que la ostia que se llevan de energía negativa y diabólica los protagonistas al entrar en la casa no tiene parangón.

La historia está muy bien adaptada por Ian Edginton (colaborador habitual de D´Israelí) que en la medida de lo posible logra una correcta ambientación en los angustiosos ambientes de la casa, lo que ocurre que lo que en el libro eran insinuaciones veladas de algunos de los “sustos” o de las situaciones sexuales (abundantes en toda la trama) en este tomo son mostradas de manera mucho más explicita y por ende se pierde parte del lirismo del original.

Aunque Simon Furnier (el artista) hace un trabajo más que notable, haciendo un uso muy bueno del blanco y negro en un tebeo donde la ausencia del color favorece mucho al resultado final gracias a la correcta aplicación de las luces y sombras.

NOTA: 8/10

4 comentarios:

Mike Lee dijo...

Pues no tiene mala pinta, sobre todo si es fiel al relato.

Eso sí, los precios de la línea Made in Hell dejan bastante que desear.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por el coment!

Es muy fiel al original, los precios de made in hell son horripilantes, pero también varian que da gusto. El de Castlevania eran 10 pavos por cuatro numeros usa, más o menos como planeta, pero el singularity 7 por cinco números eran 16.... no hay quien se entere.

Deckard dijo...

La verdad es que tiene muy buena pinta la serie. Voy a tener que pasarme por la biblioteca cuando vaya allí.

Yota dijo...

Gracias por el comentario!

Pues cada vez está mejor surtida la biblio, aunque con el ritmo que llevo últimamente la voy a tener que dejar un tiempo en barbecho.