jueves, febrero 17, 2011

THE FIGHTER ¿El Sacrificio por un Sueño?



La tercera película en discordia que he visto en los últimos quince días es otra de esas que opta a una jartá de Oscars. The Fighter, que como la he visto en V.O.S desconozco cual es el título en España o si lo han traducido. Empezaré por el final. Me ha gustado bastante. Pero tampoco me ha matado. No se que me ocurre que hace meses que no disfruto de verdad con una película en el cine y pagar ocho euros (como mínimo) y no salir plenamente satisfecho suele ser bastante frustrante.

La historia arranca en un pequeño pueblo industrial de Estados Unidos y está protagonizado por dos hermanos. El mayor (Christian Bale) es un boxeador retirado que a punto estuvo de ganar el título de su categoría pero que sin embargo acabó siendo un adicto al crak, un mal padre, un peor hermano y un malísimo entrenador para su hermano pequeño. Mark Whalberg que intenta seguir los pasos de Dickie pero con pésimos resultados encadenando derrota tras derrota en parte por culpa de su familia que no deja de lastrarle por la pésima gestión de su formación y lo mal que eligen sus combates, no en vano su madre es su manager y no tiene demasiado éxito.

Un buen día a Micky le sale la oportunidad de entrenar en serio ya que encuentra a alguien que apuesta por él pero a cambio tiene que dejar a su familia al margen, en especial a su hermano que para colmo tiene que cumplir sentencia y esto constituye la base argumental de la cinta a groso modo. Hay muchas más cosas pero prefiero no desvelar nada más.

La etiqueta “basada en hechos reales” siempre suele arrastrar muchos adeptos de la crítica y el público por lo que no sería raro que se llevase bastante premiso. Pero por favor que no se lleve el de mejor director, que alguien que dirige Tres Reyes y se siente orgulloso merece un tiro en la nuca. Christian Bale está inconmensurable en su papel y espero que se lleve el máximo premio, pensándolo bien creo que el encargado de dar vida a las versiones más recientes de John Connor y Bruce Wayne es uno de los actores en activo más versátiles y de calidad, que habilidad para cambiar de registro. Por su parte Whalberg hace su mejor actuación hasta la fecha junto con su papel de Infiltrados. Claro que no es decir mucho porque este tipo tiene todas las papeletas de convertirse en un Steven Seagal en lo que a expresiones faciales se refiere.

Vamos con la estructura: protagonista fracasado con futuro de mierda, con una hija a la que no puede ver, conoce a una chica, la chica le lleva por el buen camino, se enmienda y acaba triunfando. Ya está ¿Os suena? Porque viene a ser lo mismo que se ha visto en los últimos años en películas como Crazy Heart o The Wrestler.

A ver, que no digo que eso sea malo ya que prácticamente todo está inventado en esta vida y ser originales si bien no es imposible suele ser bastante complicado. Por lo menos el realizador consigue hacer una película muy entretenida y entrañable por momentos.

NOTA: 7/10

2 comentarios:

Mike Lee dijo...

Pues sí, muy entretenida y con interpretaciones destacables. Justo estaba escribiendo mi reseña ahora.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por el comentario Mike. Voy a ver que has puesto.

llevamos un par de criticas que coincidimos jeje.