jueves, febrero 03, 2011

RED DEAD REDEMPTION. Cabalga con el Diablo.


Encantado me he quedado con el último juego de Rockstar Games. La verdad es que Red Dead Redemption no me llamaba demasiado al principio pues no soy demasiado fan de los juegos de Western (con la salvedad del mítico Sunset Riders) pero un juego con el desarrollo y el motor mejorado del genial GTA IV no había que dejarlo escapar. Así que tras esperar religiosamente como mi colega Armando lo terminaba me puse con él y me ha durado bastante, algo así como casi cuarenta horas de juego (no tengo demasiado tiempo para la consola así que he estado un par de meses) y he disfrutado como un enano, pero el juego se me ha quedado al 86% completado.

La acción nos sitúa en el salvaje oeste americano de 1911. El antiguo bandido John Marston llega a Armadillo custodiado por agentes federales que tienen amenazada a su familia. A cambio de dejarles en paz John Marston tiene que ayudar a las fuerzas de la ley a pacificar la frontera entre Nuevo México y los Estados Unidos de América, además de acabar con la vida del sanguinario Bill Williamson, bandido que perteneció a la banda de Marston.

El desarrollo del juego es completamente abierto y la interacción con los personajes es vital. Por supuesto hay unas misiones predeterminadas con varios personajes clave en la trama que hay que cumplir. Pero en caso de que nos aburran estas misiones que van desde escoltar un carromato, salvar a una joven de un linchamiento, defender una granja o aprender a llevar ganado….. a partir de aquí hasta el infinito.

Lo dicho. Si nos hastiamos de seguir el patrón podremos perder todo el tiempo que queramos con misiones secundarias como batirnos en duelo, cazar todo tipo de animales, recolectar plantas raras, buscar tesoros o meternos en cualquier saloon y echar unas manitas al póker, el dado mentiroso, el Black jack, la herradura…. Todos estos juegos además cuentan con sus reglas auténticas y ganar en según cual sea es bastante difícil. Aquí se hecha de menos una mayor variedad de movimientos como en el GTA IV donde podías irte de putas o desvalijar un apartamento, la variedad de vestuario también es menor, aunque aquí tienen características especiales.

Sin embargo la variedad de armas es pasmosa, dividida en varios grupos: Escopetas, rifles, pistolas y arrojadizas. Además hay armas de posición como ametralladoras y cañones. Varios logros que son muy divertidos de conseguir son aquellos en los que tenemos que alcanzar un número determinado de aciertos en la cabeza o acabar con quinientas personas con cada tipo de arma. Una salvajada vamos.

No hay combate cuerpo a cuerpo que valga, todo son tiroteos y bastante intensos, hay asaltos a fuertes, tiroteos parapetados, corriendo, a caballo, desde un tren y lo que también me ha gustado mucho es que duran bastante más de los típicos escenarios episódicos que tanto abundan últimamente.

Además si ignoras la opción de “saltar viaje” y decides tragar con todo el trayecto, escuchar las conversaciones de Marston y los demás personajes no tiene desperdicio pues la historia está muy bien construida y que final señores, para echar la lagrimita como poco.

NOTA: 9/10

1 comentario:

Mike Lee dijo...

Por lo poco que he jugado me pareció increíble, de un realismo espectacular. También creo que es mejor no saltar los viajes, así disfrutas de la música y los paisajes.

¡Saludos!