domingo, marzo 13, 2011

IKARI WARRIORS: A Tiros por la Jungla.



Cuando hace más de un lustro pensé en crear este blog inicialmente la temática iba a ser exclusivamente sobre videojuegos (especialmente retro) pero al final me pudieron más las ganas de escribir sobre todo lo que me gusta y que por desgracia para mi economía son demasiadas.

Buscando información para un futuro post sobre juegos de lucha me topé con la carátula del mítico Ikari Warriors. Seguro que los más veteranos y los que ronden la treintena de años recuerdan este mítico videojuego que triunfó en los salones recreativos y en especial en los ordenadores personales (y en menor medida en NES y Atari) de casette de finales de los ochenta y principios de los ochenta.

Ikari Warriors es un juego de disparo de scroll vertical donde podemos manejar a dos soldados: Ralf Jones y Clark Steel en plena guerra del Vietnam (ambos personajes son iguales solo se distinguen en el color azul o rojo según sea el caso) que irán abriéndose paso y cargándose a todo lo que se ponga por delante. Fue programado en 1986 por SNK y fue el debut de la gigante nipona en Estados Unidos. Quién no sepa que compañía es SNK informar que es la responsable de Fatal Fury, Art of Fighting, Samurai Shodown o The King of Fighters.



En su momento creó algo de controversia pues cuando llegó a América en aquel país triunfaba Commando y éste fue desbancado rápidamente de las listas de éxitos. Pero por meritos propios pues IW fue bastante revolucionario para la época ya que pese a que contaba con los controles habituales: dos botones, uno para el disparo y otro para las granadas la principal novedad es que no había munición infinita y las balas normales se acababan aunque tampoco era habitual que faltasen. Luego estaba el tema del control que era algo impensable puesto que el joystick de juego permitía las ocho posiciones y rotar en sentido de las agujas del reloj y a la inversa dando una sensación de mayor “profundidad” al conjunto.



La influencia de la película de Rambo era palpable viendo tan solo el dibujo de la portada. Como todo buen éxito contó con dos secuelas que han sido bastante olvidadas con el tiempo e incluso tuvo un clon pirata llamado Guerrilla War donde los protagonistas a elegir eran Che Guevara y Fidel Castro.



No obstante no se puede terminar este artículo sin mencionar que la participación de los protas de IW no quedó relegada a los scooters ya que cuando SNK revolucionó en parte el concepto de los Fighting Ones con King of Fighters a saber, equipos de tres contra tres, personajes de todos sus juegos más populares hubo un equipo donde estaban Ralf y Clark apoyados por otros como Leona o Whip, familiares directos de los primeros. Además también formaban parte del elenco de Metal Slug 6, el divertido a la par que complicado juego de disparos esta vez con scroll horizontal.

No hay comentarios: