lunes, marzo 28, 2011

MARVELS: LA EDAD DE LOS PRODIGIOS



Seguimos con otra reseña dedicada a una obra publicada en la nueva colección Extra superhéroes (que ya va con retraso en su primera entrega) o en el coleccionable Héroes Marvel, en esta ocasión vamos con una obra del segundo que tendría que llegar a los quioscos esta semana. Hoy toca hablar de Marvels.

Lo primero que hay que decir es que si no lo habéis leído o si lo habéis leído pero no lo tenéis ya estáis tardando en ir corriendo a vuestra tienda y pillarlo porque por diez euros tendréis una de las mejores historias que se han publicado jamás además que como cada tomo son doscientas páginas supongo que irá incluido el número cero lleno de anotaciones y bocetos.

Publicada originalmente en la época de los noventa. Marvels es una intimista historia escrita por Kurt Busiek (una de sus cinco mejores obras) y dibujada por Alex Ross que debutaba en La Casa de las Ideas con este trabajo. Ambientada en los años cuarenta y llegando hasta las setenta Marvels es la historia de Phil Sheldon un fotografo de poca monta que mientras ejem fotografiaba una pelea entre súper seres perdió un ojo y eso le impidió ser soldado aunque si pudo ser corresponsal de guerra.

Toda la historia está contada desde la óptica de este personaje, siendo los superhéroes algo secundario, casi ajeno. Pero ojo, que esto no significa que no sean importantes para la historia, todo lo contrario, Marvels es un tremendo homenaje a las maravillas enmascaradas y los tópicos de la época: la veneración al Capitán América, las desconfianza sobre Iron Man o Spider-Man, el escepticismo hacía Thor o especialmente el odio y el miedo para con los Mutantes. Sin embargo otros personajes como Sheldon, J.J Jameson, Ben Urich, Robbie Robertson tienen más peso aquí.

Durante los cuatro episodios que ocupa Marvels veremos el inicio de la época de los prodigios. Los combates entre Namor y la Antorcha Humana Original; El nacimiento de los 4 Fantásticos con la boda de Reed y Sue y la llegada de Galactus, El Capitán América y los nuevos vengadores formados por villanos y mutantes; La Patrulla X y su primer enfrentamiento contra Magneto; La Guerra Kree-Skrull y muchos más acontecimientos, algunos de ellos más mundanos para el ciudadano de a pie como son los relacionados con Spider-Man y los Stacy, sin duda es la parte más emotiva de todo y la más humana, la manera en que Gwen describe la parte positiva de una invasión de Atlantis es de lo más bonito que he leído nunca en un cómic.

Por último he de reconocer que siempre me he declarado seguidor de guionistas sin importar el dibujante que les acompañase pero sin duda el éxito abrumador de Marvels vino por Alex Ross que sin llegar a unos niveles de excelencia como los que han visto en sus trabajos para DC aquí nos brinda unos personajes muy humanos y expresivos, la mencionada Gwen nunca ha sido tan guapa y angelical (ni siquiera con John Romita Sr.) como en estas páginas. Además me remito a las segunda parte que dibujada por Jay Anacleto pasó por las tiendas sin pena ni gloria.

NOTA: 10/10

8 comentarios:

Mike Lee dijo...

Gracias por la recomendación, intentaré seguir tu consejo y hacerme con esta edición.

¡Saludos!

Yota dijo...

Me alegro que este tipo de reseñas le sirvan a alguien. Pues Mike bien que harás por diez euritos es un material de primera.

Eso si la portada es horrible

Jaime Sirvent dijo...

OBRA MAESTRAAAAAAAAAAAAAAA.

Yota dijo...

jajaja, Jaime. Corto pero conciso.

Goku_Junior dijo...

Esta obra es muy grande y esta es la oportunidad perfecta para hacer(me)se con ella.

Además ¿El guionista no va a ir este año al salón del cómic de Barcelona? Anda que no molará tener el tomo firmado por él y todo...

Yota dijo...

Sipe colega. Me lo voy a perder, una lástima, en fin.... esperemos que vuelva a venir a madrid.

XAVI dijo...

Junto con KINGDOM COME es la mejor carta de presentación de Alex Ross.

El realismo elevado a la enésima potencia.

Altamente recomendable.

Yota dijo...


Gracias por el comentario Xavi.

Sobre todo me parece emotivo gracias al guion de Busiek, el capítulo de la niña mutante todavía me da escalofríos.