viernes, abril 29, 2011

MARVEL BITS VII: X-Men (1989)


Buenas tardes. Bienvenidos a otra entrega de Marvel Bits. Esta entrega es especial por varios motivos. El primero es que se trata del debut de los mutantes en el mundo de los videojuegos, personajes que desde aquella época (1989) hasta hace bien poco han sido la piedra angular de La Casa de las Ideas en lo que se refiere a ventas. El segundo es que llegamos a los juegos para las míticas consolas 8-bits (hablaremos de unos cuantos) y tercero es que hasta este momento este es el producto más infame que ha protagonizado esta sección.



X-Men así a secas, fue programado por LJN en 1989 y tuvo una distribución exclusiva para Norteamérica, he buscado el cartucho en tiendas de importación e Ebay y no ha habido suerte. Sipe, es una mierda de juego. Pero también soy un friki. Técnicamente era inferior a cualquier cosa que hubiera en aquellos años. De hecho como bien dicen por ahí, hay cartuchos de primeros de los ochenta de Atari 2600 que cuentan con una calidad mucho mayor que este juego.

Los sprites están mal trabajos y son muy pequeños, además de que el diseño de los personajes deja mucho que desear siendo algunos de los protagonistas prácticamente iguales y se diferencia solo por el color que han puesto a su “muñequito”, se mueven de manera torpe y errática y la endiablada dificultad solo pone las cosas peores. Para colmo nos instan a que usemos los dos botones del control pad de la NES pero solo hace falta uno para disparar y el otro no tiene función alguna (lo se bien, he jugado al emulador) pero lo más cutre es sin duda el sonido. No hay melodías y los “efectos” son chirridos que se meten bien dentro del oído.



Una pena porque el juego tiene varias cosas interesantes. Cuenta con un elenco de seis personajes a elegir entre Cíclope, Hombre de Hielo, Tormenta, Lobezno, Coloso y Rondador Nocturno que viene a ser el mismo plantel que se podía ver en el piloto de Pryde of the X-Men, pero parece que todo lo relacionado con aquella serie está gafado salvo la gloriosa adaptación arcade de Konami. El juego permitía la opción de dos jugadores simultáneos y si solo jugaba una persona había que seleccionar a dos personajes de todas formas y uno era controlado por la máquina.



Pensaréis que mola que sean tantos y tal pero no os engañéis. Cíclope, Tormenta y el Hombre de Hielo eran iguales y su poder consistía en un rayo que salía del sprite y del que sólo variaba el color dependiendo del personaje. Y el resto, pues Coloso pegaba más fuerte y Rondador Nocturno era más rápido pero Lobezno estaba totalmente desaprovechado. Lo curioso es que si nos mataban a un personaje en vez de que ese resucitase teníamos que escoger a alguno de los que quedaba con “vida”.

X-Men tiene cinco misiones distintas que poco o nada tienen que ver con los cómics, podemos elegir que misión jugar y en ellas nos veremos asolados por muchos enemigos, algo bueno es que el juego permitía la aparición de muchos sprites de manera simultánea. Cada fase tenían un villano final: “Boomeran” ¿?, Dientes de Sable, Juggernaut, La Reina Blanca y Magneto. Pero creedme no merece la pena perder el tiempo jugando.



2 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Oh dioses, este juego era totalmente caótico... Lo jugué en el emulador de NES hace unos cuantos años pensando que me encontraría un buen juego de X-men como uno que salió en Mega Drive. Craso error...

Por cierto, ¿por qué meterían al Hombre de Hielo en vez de a Pícara o a Gatasombra? ¿Sólo por ahorrar en sprites? Quizás nunca lo sepamos (ni falta que hace je, je).

Yota dijo...

jajaaj. Gracias por el coment.

El de Megadrive era chungo de cojones, pero era la ostia. Pues no creo que vayas muy desencaminado en tu teoría sobre porque está el hombre de hielo y no Gatasombra o incluso Dazzler.