martes, abril 19, 2011

SONS OF ANARCHY T.2 Extrañas Compañías.


Que buena es Sons of Anarchy. Acabo de terminar de ver la segunda temporada y no veo el momento de ponerme con la tercera. Con mi cada vez más apreciado formato de temporadas cortas de trece episodios la segunda temporada de los moteros de SamCro no deja respiro ni lugar a la tranquilidad. Todo comienza de forma bastante convulsa con la llegada de una liga de Supremacistas Blancos a Charming para hacer negocios en la zona, no podían haber elegido peor momento pues el grupo todavía se está recuperando de la muerte de la mujer de uno de sus miembros en extrañas circunstancias.

El líder de esta liga separatista, Ethan Zobelle, resultará ser un bicho de mucho cuidado capaz de hacer cualquier cosa para echar a Jax y Clay del pueblo porque no aprueba que venda armas a negros y chicanos. No le importará encargar palizas, falsear pruebas o cualquier cosa que haga falta para salirse con la suya.

No pararán ahí los problemas pues en el seno de los Hijos las cosas estarán difíciles con las disputas de poder entre Jax y Clay, hasta el punto de que llegarán a las manos. Esto a nivel personal porque los negocios no le habían ido tan mal al club en toda su historia. El contrabando de armas está parado, porque hay compradores pero no proveedores o si los hay no tienen dinero para pagarles, las vías que se ingenian para tener ingresos legales no funcionan o son boicoteadas.

Para colmo la agente de la A.T.F Stahl vuelve para joder más si cabe que en la anterior temporada y desenmascarar de una vez por todas la hipotética relación entre Samcro y el I.R.A. A todo esto le añadimos unos cuantos problemillas más con los mayas y la muerte de uno de los Hijos (no diré quien, trankis).

Aunque sin duda el valor más importante de esta serie es y será siempre la familia. Porque más que les pese Jax y Clay se comportan como padre e hijo, el jefe de policía es como un amigo o un mentor para Gemma (la novia de Clay y madre y de Jax) y Jax y Tara intentan sacar para adelante a un bebé de dios sabe que padre.

Los Hijos de la Anarquía son una gran familia y no dudarían en dar su vida unos por otros, o quitársela si fuera necesario en virtud de un bien mayor, son capaces de perdonarse hasta la más horrible de las traiciones. Pero todo tiene un precio y eso probablemente sea un tema a tratar en la “Season Three” que menudo final de temporada tiene ésta. Ufff.

NOTA: 8/10

PD: Por cierto, como mola el Cameo de Anvil.

1 comentario:

juanky dijo...

cabroncete que eres ,aora tendre que verla la 1 temporada me gusto ¿ como esta mi amigo ron pelman en la 2 temporada ?
as pensado en lo que te dije que pidas un pase de prensa para el salon del comic de madrid ¿?
ya me diras adeuuuuu/a diooss