miércoles, mayo 04, 2011

DEL PRINCIPIO AL FINAL: SCREAM. Vigila Quien Llama



Hace tiempo que quería escribir este post, desde que me enteré que Scream 4 era por fin una realidad y no un bulo, para hacer un repaso de la mencionada trilogía pero por una cosa o por otra nunca llegaba a escribirlo y ahora ya se ha estrenado incluso la cuarta entrega, así que aunque no venga muy a cuento vamos con ello.

En 1996 Wes Craven que en los años ochenta había revitalizado el género de los Teen-Slashers con la saga de Pesadilla en Elm Street. Sentía que tenía que volver a realizar tamaña gesta y creo Scream. Una película de culto que bajo el subtítulo de “Vigila Quien Llama” arrastraría a millones de personas al cine. Wes Craven es un maestro, pero no inventó nada nuevo, se sirvió de su talento para filmar un profundo homenaje al cine de terror que tanto le había dado y por ello las referencias a películas míticas del género son continuas así como otros guiños más sutiles como que el conserje del colegio se llama Freddy y lleva un jersey idéntico al del personaje de las cuchillas en las manos.

La película destacó también por la forma brutal en que murió su primera víctima, la famosa Drew Barrymore que poco antes rechazó protagonizar el papel principal de la saga. “¿Cuál es tu película de terror favorita?” Con esta simple frase comenzaba Ghostface (hasta la cuarta entrega no se han referido al personaje de esta manera) el acoso y el terror psicólogico a lo desconocido por parte de las víctimas. Colectivo que incluía algunas de las caras jóvenes del momento como Matthew Lillard o Rose McGowan.

Scream jugó mucho con el metalenguaje y parodio los tópicos del terror adolescente: había tres reglas básicas para sobrevivir y los “malos” se tropezaban con absolutamente todo lo que dejaban a su paso. Pero si hay que destacar algo que absolutamente nadie se esperaba fue que para romper otro de los mencionados tópicos, no había un asesino ¡había dos! Aunque el motivo que les llevase a matar fuera el más viejo de los que existen: la venganza. Tras Scream y su famosa máscara de fantasma y distorsionador de voz se creo la saga Scary Movie, pero eso es otra historia.



Era de cajón que dado el éxito de su antecesora la secuela no tardía en llegar y ésta en menos de un año estaba servida. Pero ya se sabe que las prisas son malas compañeras de viaje y Scream 2 es sin duda la más floja de toda la saga. Supone un cambio de escenario considerable y se puede decir que es un paso más en la madurez no sólo ya de Sidney sino de la trilogía en si pues seremos testigos de la transición del instituto a la universidad, nuevo mapa, nuevas reglas.

Una nota distintiva del universo fílmico de Scream es que Wes Craven y en especial Kevin Williamson utiliza mucho el metalenguaje en sus producciones y hay mucha sorna con secuelas que no gozaron de éxito pese a mejorar a sus predecesoras como El Padrino 2 o El Imperio Contraataca y en menor medida Terminator y Aliens el Regreso (con las consabidas alusiones a James Cameron) por desgracia esta secuela no logra mejorar ni de lejos a la primera.

El problema: la artificialidad. Lo personajes no resultan nada creíbles o naturales (vamos a ver, siempre dentro los parámetros del cine de terror se entiende) comenzando con el “rostro famoso” que muere en el prólogo, que no es otra que Jada Pinket Smith y aquí digo “que levanten la mano aquellos que sepan que pinta tiene”. Por supuesto hay jóvenes y guapos en la cinta como Sarah Michelle Gellar o Timothy Olyphant.

Segundas partes nunca fueron buenas y aquí se cumple ese tópico. A título personal lo que más me reventó con diferencia fue el final. Por que uno se espera ya a la parejita de zumbaos. Uno era un quedao que había salido durante toda la película y su motivo era que quería echarle la culpa a las películas de terror de su locura. Pero el otro psicópata resultó ser la madre del tío que se cargó a la madre de Sidney… vamos un personaje que no había salido en toda la película.




Y terminamos (con la primera trilogía, que ahora ya están pensadas una quinta y una sexta parte) con Scream 3 ¿para que poner subtítulos? Que en el año 2000 cerró un ciclo y en la que a priori el método para acojonar de Ghostface sería menos efectivo porque ¿quién no tenía móvil en ese año?.

Probablemente Scream 3 sea hasta el momento la que tiene un guión más elaborada y densa de todas aunque por desgracia siguió sin superar a la primera entrega. Aquí Sidney ya se mostraba como una adulta responsable que trabajaba lejos de todo y de todos y la pesadilla de su vida ya quedaba atrás, pese a cambiar de nombre seguí recibiendo alguna broma pesada.

Caso curioso fue el de los cameos con los personajes de Jay y Bob el Silencioso visitando un plató de Hollywood, Lance Henrikssen, un dios de los años ochenta o Carrie Fisher bromeando sobre que ella tendría que haber interpretado a la princesa Leia. El metalenguaje aquí es más fuerte que nunca pues asistimos al rodaje de una película dentro de otra que además cuenta lo que pasó en la primera parte. Wes Craven es un genio, así de simple. Personalmente me gustó mucho la manera en la que Craven introduce al personaje de Randy (que murió en la segunda parte) en la forma de un video casero grabado por él mismo donde da las claves para detectar al asesino en la tercera e hipotética parte final de una trilogía.

La recta final es de infarto con el grupito de protagonistas atrapados en una casa con el asesino y obligados a jugar a su macabro juego (pese a esta descripción no tiene nada que ver con la saga Saw) y si habéis leído bien, solo había un asesino lo que acababa con muchas especulaciones sobre si Gale o alguno de los conocidos fuera el otro.

Y así termino con mi repaso a una trilogía. Esto pretendo que sea el comienzo de una nueva sección (exacto, otra más) para hablar por encima de sagas completas del cine. La próxima será Misión Imposible.

5 comentarios:

Samu dijo...

El metalenguaje que presenta toda la serie es de delirio, una gozada. Si bien son meras referencias en la primera, en la segunda se vuelven elemento de la trama y en la tercera es parte indivisible del desarrollo.

Crear una ficción dentro de una ficción para narrar la historia, el cierre de las tres primeras películas en Sream 3 es glorioso.

Y como ese es el tino que sigue Scream 4, hacer del metalenguaje un elemento más de la trama (y con más mala leche) es justo esta nueva secuela una cinta que nadie debe perderse.

:D

Int dijo...

Curiosamente, en su momento la que más me gustó fue la segunda parte (me pareció mejor trabajada y más compleja que la divertida pero simplona primera entrega) y la que menos fué la tercera, la cual se decantaba demasiado por el humor (aunque con buenas escenas como la persecución por el decorado que duplica la casa de Sidney). Las vi hace mucho tiempo. No vendría mal una recuperación para refrescar la memoria.

Conner Kent dijo...

Es mi trilogia de terror favorita, sin dudarlo, y el final de la primera me parece brutal porque no te lo esperabas en aquel momento y tampoco por esos motivos, que eran lógicos (sorpresivos, sí). La segunda fue más de lo mismo y en la tercera casi me da un infarto porque te advierten durante toda la peli que la prota va a morir, y la escena final en la casa es brutal. La cuarta ha sico casi más de lo mismo PERO hay que destacar la intro y el final, no previsible pero sí han sabido reirse de ellos mismo. Lo peor de la cuarta justamente es Neve Campbell, que ni ha evolucionado ni nada, pone las mismas caritas.

Oneyros dijo...

Te dire que no he visto ni una pero debido a Scary Movie, soy incapaz de ver la mascarasin reirme

Yota dijo...

Gracias por los comentarios:

Samu: Veo que pensamos de manera similar, por una vez no está de más XD

Int: Pues nada, espero ansioso que vuelvas a verlas y las reseñes una a una en tu fantástico blog.

Conner: Yo no se si es mi preferida, pero desde leugo si tengo que hace un top, estaría en la parte alta.

Mois: Desconecta y disfruta capullín!