domingo, mayo 15, 2011

FAST FIVE. Más Revoluciones que Nunca.



No me gusta conducir, odio a los tuneros y me aburren un montón las carreras de Formula 1 y no hablemos ya de lo mal que me cae Fernando Alonso. Así que me sigo preguntando como es que me ha gustado tanto Fast Five. En serio que alguien me lo explique porque tampoco soy un gran fan de la saga, es cierto que he visto las cuatro entregas anteriores pero la cuarta es bastante infumable y ni la he visto terminar, pero el director Justin Lin (que ha dirigido las tres últimas) sabe lo que hace y ha conseguido 125 millones de dólares para filmar la que será la más taquillera, divertida y mejor película de toda la saga.

Poco podíamos imaginar hace diez años que las correrías de Paul “Oh Dios Mío es Brian” Walker y Vin Diesel darían para una saga que ha cambiado de protagonistas, de temática, de escenarios pero que siempre ha contado con un público la mar de fiel.

Para el “carpetazo” de la historia de los corredores clandestinos todo arranca con Brian y su hermana liberando a Dom del camión que le llevaba a la cárcel, para poco después reunirse en Brasil con Vince (de la primera entrega) para dar un golpe que no saldrá tan bien como parece y tendrán que enfrentarse al capo local Hernán Reyes (el gran Joaquim de Almeida) que les hará la vida imposible. Hasta que toman la determinación de que ya está bien de escapar y deciden dar el golpe de su vida robándole cien millones de dólares a Reyes, para tal misión hará falta un equipo muy especial.

Y es que otro acierto de esta quinta entrega es que se han rescatado personajes de las cuatro primeras partes para juntar este grupo que está a medio camino entre los Ocean´s Eleven y Doce del Patíbulo. Además se las ingenian para que todos tengan sus momentos de gloria, en especial Tyrese Gibson que compartió estrellato con Paul Walker en Two Fast, Two Furious, impagable la sonrisita de Vin Diesel cuando se lo presentan en plan “¿Con qué tú eres el fracasado que intentó suplantarme eh?” No hay color, hubiese molado que contaran con el prota absoluto de la tercera pero no hubo suerte. El reparto lo completan The Rock en el papel del federal que tiene que cazarles y Elsa Pataky que a saber porque está ahí.

Fast Five es principalmente una cinta de acción sin descansos que no pretende otra cosa que entretener y esto lo consigue de sobra, tiene tiroteos y una pelea entre Vin Diesel y The Rock que no tiene desperdicio alguno (joder si Triple X parece un enano junto a The Rock) y todos los tópicos que se pueden esperar: frases lapidarias, traidores, romances imposibles, discursitos sobre la lealtad y la familia y casi lo que menos tiene son carreras de coches XD, aunque la escena final que desafía a toda regla sobre la gravedad y la física es de lo más espectacular que he visto en muchos años y está rodada de manera artesanal casi sin CGI y eso se nota en el resultado más “realista”.

Supuestamente se trata del cerrojazo a la historia de Brian y Dom con un final más o menos emotivo donde se da un repaso a lo que ha pasado con todos los protagonistas de la saga y termina tal y como empezó todo. No hay mejor final. Aunque por desgracia todavía no me he conseguido quitar esa canción de la cabeza….

NOTA: 7/10

PD: Fijo que habrá más, por dos motivos. El primero es el obvio taquillazo que está siendo en todo el mundo y el segundo que durante la secuencia de los títulos de crédito se puede ver a un personaje que se creía muerto dando un golpe en Europa. Creo que tendremos más entregas.

4 comentarios:

Oneyros dijo...

Q ganas de verla XD

Mike Lee dijo...

Con tantas recomendaciones y éxito que está teniendo sí que me dan ganas de verla.

¡Saludos!

marguis dijo...

A mi también me gustó mucho, pero cuando digo que es un decente divertimento nadie me cree!!!

Yota dijo...

Gracias por los coments!

Mois: Eres un graciosin, oh dios mio es bryan! XD

Mike: espero que la veas y la disfrutes

Marguis: Es que la peña tiene muchos prejuicios al respecto y si no está alabada por la crítica ya la miran mal. Que les jodan.