domingo, mayo 08, 2011

GODZILLA ¡Rey de los Monstruos!



Me encuentro ahora la nada sorprendente noticia de que para el próximo año se planea un remake (otro más…) de Godzilla. Que tras un primer estreno americano en 1998 no ha vuelto a pasar por las pantallas de todo el cine como producto de consumo masivo pese a que su leyenda ha continuado extendiéndose en Japón. Esta noticia me ha hecho recordar aquella primera película de Godzilla de 1954 que vi cuando era sólo un crío.



Japón Bajo el Terror del Monstruo. Así se llamaba en España y a ver si os vais a pensar que el inventarse los nombres en castellano es algo nuevo. Ja! 28 películas después de aquello se puede decir que Godzilla es uno de los elementos más conocidos de la cultura japonesa solo un peldaño por debajo de su historia y tradiciones y su gastronomía. Gojira es su verdadero nombre, nosotros lo conocemos por su nombre occidental gracias a un cambio fonético que nos ayuda a pronunciarlo.


El origen del monstruo está claro: nació de los albores del fuego atómico de la segunda guerra mundial, pese a esto no están muy claras la especie o especies que dieron lugar al gigantesco monstruo (daikaiju en el original). Es obvio que se trata de un reptil y de ahí su aspecto grisáceo (o verde según avanza el tiempo). En posteriores versiones del personaje se llegó a insinuar un origen de índole más “metafísica” como que en realidad Gojira era la unión de todas las almas sin descanso de la Segunda Guerra Mundial.


De un tamaño indeterminado, pero que nunca baja de los treinta metro de altura, habitualmente libra todas su batallas a puñetazos (me encantaba como se movía el tío con el pijama de lagarto de manera acartonada) pero el arma más temible de su arsenal era el aliento atómico, un poderoso rayo (de color grisáceo) capaz de volatilizar cualquier cosa también tiene poderes magnéticos o de absorción de energía (estos últimos en la última etapa de Godzilla). Es fuerte que te cagas y el arsenal habitual del ejército no le hace absolutamente nada.



Lo que probablemente muchos de vosotros no sepáis es que desde poco después de su origen Godzilla dejó de ser el “terror” del mundo para convertirse en su protector frente a todo tipo de invasores de este o de otro mundo, recientemente se ha dotado a esta afirmación de algo más de ambigüedad y lo que le importaba era derrotar a los otros monstruos sin tener cuidado con los “débiles humanos”. Y menuda galería de villanos, digna de cualquier superhéroe: Destroyah, Rodan, el mítico Mothra (como la canción de Anvil), Kumonga, Ghirodah, Biollante e incluso King Kong (con un final irrisorio de la lucha entre estos dos colosos donde cada uno se va nadando a su isla). Por el contrario de lo que suele pensarse, Gamera no pertenece a la mitología de Godzilla.



En España se han editado buena parte de sus películas bajo el sello de Manga Films y algunas no tienen desperdicio como Godzilla 2000, Godzilla: Final Wars, Space Godzilla o Godzilla VS Mechagodzilla. Sin embargo el Manga que inspiró buena parte de los argumentos de las películas a partir de los setenta está completamente inédito.


Por desgracia la que será más conocida por el gran público es la versión de Roland Emmerich mencionada al comienzo de este post que se estrenó en 1998. En ella, Godzilla es producto de las pruebas atómicas de U.S.A en la polinesia francesa y el aspecto del monstruo es mucho más esbelto que el clásico y su aliento es flamígero lo que le asemeja a un dragón, además corre que se las pela y es capaz de despistar al ejército (corriendo por la calle, ejem…) y alojarse en el Madison Square Garden sin que nadie se entere.


La película no es buena, no es mala, pero tampoco es buena. Es un divertimento de tres pares de cojones imposible de tomarse en serio a si misma y con los excesos típicos a los que nos tiene acostumbrados el realizador alemán. Lo peor si me obligan a elegir son los protagonistas, unos horribles Matthew Broderick (que mal le ha sentado crecer a este tío) y un histriónico Jean Reno. Sin embargo la banda sonora es cojonuda.


Esta cinta que tuvo una recaudación mundial de más de trescientos millones de dólares tuvo una continuación en forma de serie de animación (en los setenta ya hubo otra serie de Hanna Barbera) que retomaba a los personajes de la película pero el protagonista era el huevo que sobrevivía y cuya cría reconoce a uno de los protas como su madre, esta serie si que es una mierda, pero tenía una animación curiosota y los diseños de algunos monstruos eran muy buenos.



Godzilla ha contado con muchas adaptaciones en el cómic U.S.A. La más famosa es la colección que le dedicó Marvel Cómics, donde el lagarto se enfrentaba a los principales héroes de la Casa de las Ideas y nunca moría nadie puesto que el tono era bastante bobalicón. Tuvo algún buen momento como el enfrentamiento contra Ronin Rojo y recientemente el monstruo y su “cuidador” fueron retomados por Matt Fraction en The Uncanny X-Men solo para morir de manera más o menos honrosa.


En Dark Horse también le dedicaron bastante cómics (incluso un crossover con Charles Barkley) que fueron dibujados por gente de la talla de Howard Chaykin, Arthur Adams, Michael Golden o Jason Pearson. Recientemente IDW (la editorial caza licencias junto a Dynamite) está publicando varias miniseries y terminamos esto indicando que actualmente Víctor Santos está dibujando una de ellas.

¿Os ha gustado? Espero que si.

Por último os dejo con un clip del grupo de metal francés Gojira.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen post. El kaiju eiga es un género muy denostado en occidente, considerado como "para frikis", pero a mí en lo personal me ha dado muchas satisfacciones. Japón bajo el terror del monstruo es una excelente película, no llega al nivel del King Kong original, pero aún asi esta muy bien.

Los comics eso sí me parecen bastante soporíferos. Me compre unos cuantos de Dark Horse, justo cuando se sacó el remake, etapa que supuso una especie de revival del personaje, pues sacaron la colección de vhs en manga films, cómics y toda la pesca.

Como anécdota he de decir que hace años me puse a toquetear con el wave editor y me hice un tono para el movil con el rugido de godzilla. Un día me llamaron justo cuando estaba comprando en una tienda de chinos y se acojonaron vivos con el ruidito de marras. Eso me hizo reflexionar sobre la influencia de godzilla en la cultura oriental, pues aunque eran chinos y no japoneses, el sonido de godzilla parecía tener la misma connotación de miedo que tiene para los nipones.

Oneyros dijo...

El proximo lo dibuja Victor Dos Santos! :D

Yota dijo...

Gracias por los coments:

Anónimo: Pedazo comentario. Me encanta la anécdota del movil. Un saludo.

Oneyros: Lo se ;)