sábado, julio 16, 2011

CAPITÁN AMÉRICA: SERVIR Y PROTEGER



La Colección Extrasuperhéroes sigue su paso firme por nuestro mercado ofreciendo una gran cantidad de páginas por un precio que al menos a mi me parece de lo más ajustado. En este, si no me equivoco, cuarto volumen Panini continúa recopilando la sensacional etapa del Capitán América escrita por Mark Waid y dibujada por Ron Garney. Digo que continúa, porque la primera parte de esta etapa (Pre-Heroes Reborn) fue publicada en dos tomos de la línea Marvel Gold de la época en la que todavía eran baratos.

Este tomo se me antoja absolutamente imprescindible para quienes no lo tengan o no lo hayan leído pues aunque la actual etapa de Ed Brubaker en Capitán América da forma a una de las mejores series regulares que pueden encontrarse en panorama del cómic U.S.A. Estos tebeos devolvieron la grandeza a un personaje, pilar de la editorial, que llevaba más de una década defenestrado por culpa de Rob Liefeld y sus acólitos y de una aunque a veces interesante por lo general aburrida etapa escrita por Mark Gruenwald que le hizo un flavo favor al capi. Coño, si hasta llevó Armadura en plan héroe chungo tipo Daredevil en su etapa Chichester-McDaniel.

Siempre se ha tildado de guionista clásico a Mark Waid, esto no es algo malo y además toda la línea Heroes Return pretendía devolver la grandeza perdida a los grandes personajes de Marvel y para ello se contó con primeros espadas tanto escritores como artistas. Ahora mismo La Casa de las “Ideas” está haciendo la misma maniobra con “La Edad Heroica” y siendo justos les quedó mucho mejor a finales de los noventa que trece años después. Waid será clásico, no puede negarse, pero también es capaz de reconstruir un personaje desde cero como hizo con Flash en DC y hacerlo atractivo para todos.

¿La clave? Pues muy fácil: ser fiel a la esencia del Capi. Con esta serie Waid consiguió que el Capitán América fuera uno de los personajes favoritos de miles de lectores entre los que me incluyo de manera ferviente. Se acabó la imagen de fascista descerebrado a las ordenes del gobierno. El capitán América es un patriota, eso está claro y sirve más que a un país, a los ideales de un país, a un sueño americano cada vez más corrupto y ante el que no duda en oponerse con todas las fuerzas que tiene en el cuerpo.

Nada se le escapa a Waid y sigue reconstruyendo la relación entre Steve Rogers y Sharon Carter (personaje que él mismo recuperó) pero lo que me gustó especialmente de aquellos primeros números en los que además de ir sentando las bases para el regreso de Cráneo Rojo o para una historia que tuvo su influencia en la Invasión Secreta, fue el protagonismo que le dio al escudo. El arma arrojadiza del Capi se convierte en parte indispensable de la trama, no diré más que Steve usará varios escudos incluyendo el original con forma de triángulo y uno fotónico que visualmente queda muy bien gracias a las técnicas de coloreado digital que empezaban a surgir en aquellos tiempos.

También veremos gracias a una saga muy divertida llena de malentendidos lo que significa el capi para el pueblo en la saga “Pesadilla Americana” que contará con invitados estelares como Ojo de Halcón, Batroc el Saltarín o el Rhino que protagonizará dos números espectacularmente dibujados por Andy Kubert que es el sustituto de Ron Garney. Os puede gustar el personaje, Os puede gustar el guión, Os puede gustar el dibujo. Si le dais una oportunidad no os defraudará.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

The Korinthian dijo...

Pues otros para mi saca cuando te devuelva la Guerra de reyes, XD

Kikedck dijo...

Está muy bien esta etapa, yo tengo esta que dices tu en esos tomos que había de forum en los que pegaban las grapas en "tomos" de cinco números y salían bastante baratos