sábado, julio 23, 2011

FRANKEN-CASTLE: PARTES AUSENTES.



Una idea extraña. Una idea rara. Una idea cuanto menos arriesgada ha sido convertir a Punisher en un monstruo viviente. La premisa no gustó demasiado porque lo cierto es que todavía está muy reciente aquella historia en la que convirtieron al castigador en un ángel caído vengador, lo peor es que para aquella miniserie (de las originales de Marvel Knights) contaron con Bernie Wrighston para dibujarla, ni por esas….

Esto ha sido distinto, con una versión MAX considerada como la canónica sobre el personaje, desde Marvel podían plantear unas tramas más interconectadas con el Universo 616 y así nació Punisher War Journal que contó con arcos centrados en los eventos: Guerra Civil, La Iniciativa, Invasión Secreta, Guerra Mundial Hulk y Reinado Oscuro. Punisher se las vio con todo tipo de personajes y aprovechando el mini-landscape de “La Lista” se lo volvieron a cargar.

Es si no me equivoco la tercera vez que muere Punisher, pero eso hace tiempo que a los aficionados al cómic ha dejado de importarnos. El primer tomo de Franken-Castle fue sumamente divertido apoyado especialmente en el particular dibujo de Tony Moore, creador gráfico de The Walking Dead, gracias a que la historia era original y su guionista Rick Remender supo aunar los géneros de superhéroes, pulp, aventuras y terror con buena nota.

Sin embargo en este tomo ¿QUÉ COJONES LE HA PASADO? Estoy flipando parece que son otros autores quienes se han hecho cargo de este volumen, de un tamaño considerable en extensión de páginas. Los dos primeros episodios retoman la trama anterior a Franken-Castle con Punisher dando caza a todos los villanos responsables de la resurrección temporal de su familia fallecida. Una historia entretenida y bien dibujada pero que yo pensaba que ya había quedado saldada.

Lo que viene a continuación es de juzgado de guardia. Un cruce de cuatro números con la serie de Dark Wolverine. A priori se antoja necesario que Punisher clame venganza con quien le ha dejado así pero el resultado es nefasto. Casi cien páginas de ostias sin sentido con los personajes de un lado a otro (aunque hay algunas burradas que despiertan carcajadas) y con Daken intentando robar la gema de sangre que lleva Frank en el pecho, ahora todo el mundo sabe lo que es esa gema y sin venir a cuento ni explicar de cómo se entera de esta pelea Lobezno hace su aparición en la historia. Recordáis aquellos episodios autoconclusivos de Lobezno y Punisher de Frank Tieri y Garth Ennis respectivamente donde se hacían de todo y todo malo, pues esto no es tan divertido.

Para terminar, tenemos a Frank atrapado en la Isla de los Monstruos en su forma humana de nuevo ¿¿?? Sin mediar explicación, te cagas. Vale que durante el tomo decían que la Gema de Sangre le iba a revitalizar pero joder esto es pasarse creo yo. Lo mejor son las páginas dibujadas por Dan Bereton que no se prodiga mucho por estos lares. Este volumen termina con Punisher, tal y como le conocemos, de nuevo en Nueva York dejando a los aficionados con ganas de recibir a Greg Rucka. Y francamente no se si eso es bueno o malo..

NOTA: 3/10

No hay comentarios: