domingo, julio 24, 2011

A Look To The 80´s II: La Bestia Bajo el Asfalto (1980)




Hola amigos, bienvenidos a la segunda entrega de A Look to the 80´s. No nos vamos a desviar mucho sobre la temática que nos ocupó en la primera entrega con Christine y seguimos dentro de la honda del terror. La Bestia Bajo el Asfalt o Alligátor en su versión original (y de hecho en España fue distribuida con ese nombre en los videoclubs) es una película que tarde o temprano tenía que aparecer en este blog en una sección u otra.

Os cuento. La primera vez que vi la película contaba con ocho o nueve años y fue dentro de la mítica cabecera de Antena 3 “Noche de Lobos”. Me impactó profundamente ya que siempre me gustaron las películas de bichos normales que se vuelven gigantes y se comen a todo el mundo (del tipo de “El Enigma de Otro Mundo”) pero como he dicho nunca pude volver a verla hasta ahora, porque luego de distribuyó como “La Bestia Bajo el Asfalto” y no recordaba quien salía en ella ni el director. Hasta hace poco tiempo que rebuscando en el Rastro de Cascorro en Madrid me encontré con una copia en VHS y me la compré tras comprobar las imágenes de la contraportada y la sinopsis.

Ahora hablemos de la película. Dirigida por Lewis Teague, genial realizador de clásicos como “Cujo”, “Ojos de Gato” (ambas adaptaciones de Stephen King) o la divertidísima “La Joya del Nilo”. La película arranca con una secuencia de un espectáculo de caimanes en un zoológico americano donde todo se tuerce y el bicho empieza a morder a lo bestia la pierna del doblador, aquí nos llega el gran WTF? Que atribuyó al doblaje que debería ser difícil de realizar en aquella época y aquí el narrador cuenta que le están arrancando la pierna como quien oye llover en plan “tranquilos damas y caballeros está entrenado para esto” ¿Para qué? ¿Para qué le arranquen una pierna? En Fin.. Todo ello para pasar a una escena en la que un padre tira por el retrete el bebe caimán de su hija y con esto la lía parda.

El elenco protagonista cuenta con Robert Foster (que desarrolló su papel en la tv y recientemente fue Arthur Petrelli en Héroes) como el policía protagonista cuyo compañero es devorado y por ello se la jura al cocodrilo. Robin Riker (que triunfó con Cinco en Familia y Belleza y Poder) como la biologa probablemente virgen que se pone cachonda con los reptiles y Michael Gazzo (al que nadie conoce) como el jefe de policía que es mitad colega, mitad cabrón. Nada más que destacar.

La película es mala y es un perfecto ejemplo de que la nostalgia es muy mala a la hora de rescatar clásicos de la infancia. La Bestia Bajo el Asfalto dure 87 minutos y se tarda casi una hora en ver al bicho en todo su esplendor que es bastante espectacular para tener más de 30 años. Un bicho enorme que acojona y que es más grande porque se ha alimentado de cadáveres de animales a los que habían inyectado hormonas de crecimiento en un laboratorio. Lo bueno es que la última parte es bastante dinámica con escenas muy gores como cuando nuestro reptiliano protagonista se zampa a un niño que se cae a la piscina (ver la muerte de un zagal siempre ha sido algo tabú en el cine) o se cuela en una boda y empieza a comerse a los invitados.

Sin embargo tarda en arrancar y es sencillamente olvidable, una mota de polvo en la filmografía de Teague.



No hay comentarios: