viernes, julio 29, 2011

RESACÓN 2. Ha Vuelto a Pasar.



Ha vuelto a pasar. Con esta tajante frase (exactamente la misma que en la primera entrega) comienza la secuela de Resacón en las Vegas la que probablemente es una de las mejores comedias que se han estrenado en los cines en lo que va de siglo.

Lo cierto es que su director Todd Philips ha aprendido en parte del batacazo de la opinión pública que fue Salidos de Cuentas que a mi particularmente me pareció una puta mierda. Y como rectificar es de sabios en esta película ha optado por seguir de manera enfermiza el esquema que tan buenos resultados le dio con Resacón en Las Vegas.

Resacón 2, es exactamente lo mismo, pero más bestia, con más tacos, con más pollas (sobre todo pollas), más violencia y más situaciones surrealistas que la primera entrega. No pasa nada, en esta entrega no hay un tigre de Mike Tyson pero tenemos un mono que hace de mula de la droga y fuma cigarrillos ¿Un diente es demasiado poco? No pasa nada, siempre se puede amputar otro apéndice. Lo de darse a puñetazos es demasiado poco pues tranquilos que aquí la emprenderemos a tiros ¿Os hizo gracia el señor Chow en la primera entrega? Pues aquí tendrá un papel protagonista.

Nada nuevo bajo el sol, pero tremendamente divertido. Puede que no sorprenda ni mucho menos como la primera entrega ya que como hemos dicho el esquema es el siguiente: Despertar – Recuento de Daños – Personaje desaparecido – Ir de un lado para otro recibiendo sin parar – Momento de lucidez – Desenlace – Fotografías (que en esta ocasión son mucho más explícitas que en la anterior parte).

Todo es tan calcado a su predecesora que incluso los protagonistas principales son los mismos tres, a saber. El dentista que no para de decirle a todo el mundo que es un doctor, el profesor casado loco por correrse juerga tras juerga y el gordo retrasado cuñado del prota de la primera entrega. Se nota que el status económico de los tres ha crecido exponencialmente desde entonces y su protagonismo está más o menos a la par.

Se que todo lo que he escrito normalmente jugaría en contra de lo que se supone que debe ser un secuela. Pero oigan, está tan bien hecha y me lo he pasado tan bien que me da igual. Eso si, indispensable haber visto The Hangover I para disfrutarla como es debido.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Mike Lee dijo...

Pues sí, aunque básicamente repite el esquema de la primera parte en un nuevo escenario y con escenas más "fuertes", funciona y divierte consiguiendo que nos partamos de risa con los personajes.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

El mejor de todos el cuñado, que está volado y las fotografías del final.

Pero considerarla la mejor comedia del siglo.. pues yo todavia no llego a tanto la verdad..aunque es divertida.