lunes, agosto 15, 2011

COWBOYS & ALIENS.



Curioso me ha parecido cuanto menos que la primera edición en España de la “novela gráfica” Cowboys & Aliens” se haya publicado en formato bolsillo por Plaza Janés la misma que nos tortura con los recopilatorios de La Torre Oscura de Stephen King entre otras cosas. Al menos sus precios no suelen ser excesivos aunque si los comparamos con el tamaño y con la falta de extras se puede llegar a otra alarmante conclusión, pero ese no es el tema que nos ocupa.

Todavía no se ha estrenado en España la película homónima, pero si que he podido ver el tráiler y una vez visto el adelanto y leído el cómic lo primero que puedo afirmar es que se van a parecer como el huevo a la castaña, sólo en el título. En la película no hay indios, en el cómic no hay ningún misterioso personaje que en realidad sea un marciano ni ninguna mierda parecida.

Me vuelvo a desviar, que lo que quería hacer es hablar del tebeo en cuestión. Publicada originalmente por la marginal editorial Platinum Studios encargada de editar cómics con la única intención de que más tarde se hagan películas, series o videojuegos sobre ellos nos llega esta edición de Cowboys & Aliens que recopila la Novela Gráfica (aunque estoy seguro de que es una miniserie en su origen) y una historieta corta creada para la ocasión.

La acción nos lleva hasta un pueblecito de Arizona en 1870 con la tensión entre colonos americanos y apaches en su máximo apogeo se estrella una nave alienígena llena de invasores verdes, gigantes, con muchos brazos y armas que están años luz (perdón por el chiste malo) por encima de las flechas y fúsiles de los débiles humanos. Por supuesto lo primero que hacen es plantar una cabeza de playa que sirva de puente a la invasión además de instalar una baliza que sirva de señal al resto de su raza por otro lado no tendrán ningún problema en masacrar a cuanto ser vivo se ponga en su camino.

Y así de simple es la premisa escrita por Andrew Foley y Fred Van Lente (este trabajo se sitúa años antes de su relativo estrellato en Marvel) y dibujado de manera eficaz por Dennis Calero, que a la postre es casi el único aliciente de la obra cuya lectura de las noventa y seis páginas con que cuenta es ridícula en su extensión ya que en media horita se ha terminado y olvidado con la misma rapidez. No hay ninguna revelación impactante, ningún giro argumental inesperado, no hay final sorpresa que valga, simplemente una historia correctamente contada y un efímero entretenimiento con algún destello puntual en forma de crítica a la historia de la colonización de América y alguna que otra analogía entre los alienígenas y los colonos. Gracias a Mike Lee por dejarme el tomito.

NOTA: 5/10

2 comentarios:

Mike Lee dijo...

¡De nada!
Me pareció un cómic muy sencillo pero entretenido y bizarro. Eso sí, la película tiene pinta de no parecerse más que en el título y la idea de mezclar vaqueros con alienígenas.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias otra vez. Pues lo dicho, una adaptación más de esas de cómics que nadie conoce del rollo: Pathfinder, Timecop o Virus.... yo como buen "profesional", la veré en el cine o moriré en el intento.