lunes, agosto 22, 2011

SPIDER-MAN: HASTA QUE LAS ESTRELLAS SE CONGELEN.


Continuamos con las reseñas del Coleccionable Héroes Marvel pero con trampas, por si alguien no lo sabe o por si le interesa llevo unos meses reseñando e intentando que se publiquen en el blog el mismo día que salen a la venta (es obvio que esto no suelo conseguirlo) todas aquellas entregas del popular coleccionable como también de la nueva encarnación de la colección Extra Superhéroes.

En este volumen prosigue la recuperación de la etapa de The Amazing Spider-Man escrita por Jean Michael Strazcynski y dibujada por John Romita Jr. Etapa que empezó a ser recopilada en los lujosos y ruinosos Best of Marvel Essential y ha continuado en Marvel Deluxe. Algo que me gusta de Panini es que no duda en repetir material en diferente formato por muy reciente que sea si así llega a más público y sin duda que lo consigue.

Antes de empezar a hablar propiamente de este cómic tengo que mencionar que esta etapa se mantiene increíblemente fresca diez años después. La etapa de JMS fue algo memorable aunque no finalizase de la mejor manera posible (One More Day) o tuviese algunos altibajos (Pecados del Pasado) pero en su momento su importancia fue capital porque estos cómics junto a otros como los New X-Men de Morrison o el Hulk de Bruce Jones supusieron la cabeza de playa de Joe Quesada en Marvel, un gordo con mejores o peores ideas pero que sin duda evitó que Marvel cayera más en picado y a día de hoy su contribución a la Casa de las Ideas es encomiable.

Os pongo en situación de cómo era la vida de Peter Parker antes del Mefistazo. Vivía en un ruinoso apartamento él solito. Su tía May acaba de descubrir que es Spider-Man tras encontrarle tirado y malherido en la cama tras su pelea con Morlum. Harry Osborn sigue muerto, su trabajo para el Daily Bugle es cosa del pasado y su relación con Mary Jane va muy mal ya que ésta está cansada y con razón de ser un elemento secundario en la vida del Hombre Araña por culpa del tan cacareado “Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Una constante en la etapa de Strazc es la interrelación de Peter con sus seres queridos y la reconciliación de la pareja es algo que planificó con detalle para que no resultara acelerado o forzado en demasía. Así como hacer de Spider-Man un héroe más colaborador con la policía como demostrará su amistad con un personaje de nuevo cuño que recuerda mucho al Capitán George Stacy. Además para cumplir el tópico de todo guionista que llega a un título consagrado y es llevar consigo una galería de villanos totalmente nueva. A decir verdad este fue el único punto negro de esta etapa, la falta total de carisma de estos villanos con la salvedad de un par de ellos.

En este tomo en concreto veremos el debut con el consiguiente olvido de La Sombra y un nuevo Doctor Octopus, aunque de propina estarán el Otto Octavius de toda la vida y el Doctor Extraño. La historia es realmente divertida con Peter viajando de un lado para otro tratando de reconquistar a MJ mientras recibe los habituales palos denominados “La típica suerte Parker”. Hay que destacar también a May Parker que en estos episodios tiene sus mejores momentos desde su no-muerte en Amazing Spider-Man 400 y tiene no pocos momentos cómicos.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Mike Lee dijo...

Me alegro de que el coleccionable esté recuperando una saga tan recomendable y fresca como ésta, con JMS y JR JR dando lo mejor de sí mismos.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por el comentario gran Mike! La verdad es que mira que hay cosas del brand new day que me han gustado, pero ha sido releer esta saga y pensar que todo lo de después es mierda.

Eso si, creo que los infames lápices de Romita Jr en Los Vengadores me han provocado que ahora busque cualquier fallo en sus tebeos y releyendo esto veo que se le da como el culo dibujar bocas.. XD