jueves, septiembre 15, 2011

GETAFE EN VIVO 2011



Pues contra todo pronóstico he ido al Viñarock de Madrid, también conocido como Getafe En Vivo y digo que ha sido una sorpresa porque el estilo de música que se gastan en estos saraos ha ido degenerando cosa mala hacía tintes perroflauticos y punkarras en los últimos años. Lejos han quedado las ediciones originales de Villarobledo donde había un escenario dedicado enteramente al rock duro y al heavy metal patrio con pinceladas internacionales, creo que además ese escenario se llamaba “La Oreja Metálica”. Pero oigan, si anuncian a The Offspring (grupo clave de mi adolescencia) como cabeza de cartel y a un precio de 30 pavos los tres días pues he terminado picando aunque ya no sea mi rollo.

Jueves, viernes y sábado. Tres días maratonianos llenos de conciertos desde las cuatro de la tarde y las seis de la mañana y es que en España para variar no tenemos ni puta idea de horarios y hay que estar muy loco o muy borracho para aguantar hasta esas horas, yo por culpa de esto me perdí los bolos de Boikot y Koma, dos bandas que me apetecía volver a ver, sobre todo la segunda. Por motivos familiares no pude ir el jueves y me perdí a Mägo de Oz y los Suaves, creo que fueron dos bodrios de concierto así que tan contento.

El viernes sin embargo si que me presenté prontito justo cuando empezaba Tonino Carotone. Hacía mucho calor y la rumba no es mi estilo ni mucho menos, pero que cabrones hicieron un bolo la mar de divertido y la gente no paró de bailar e incluso se montó una conga kilometrica entre los asistentes. A las seis de la tarde y con más calor que en el mes de julio salieron a escena Angelus Apatrida y arrasaron como un ciclón en sus escasos 45 minutos de actuación, cada vez me gustan más en directo y había que disfrutarlos porque eran la única banda verdaderamente heavy del festival, el cantante animó mucho el cotarro provocando a la peña para que hicieran un circle pit tras otro e incluso un wall of death, tuve la ocasión de conocerle poco después y me pareció un poco engreído, pero igual el tenía un mal día… o puede que lo tuviera yo, no obstante conciertazo al canto.

Después llegaban las horas de sopor dedicadas a dar una vuelta por el mercadillo (una puta mierda por cierto), comerse un bocata o tomar unos minis de birra que eran caros de cojones. De fondo se escuchó un rato a Benito Kamelas, que me gustaron pero creo que el cantante ya está un poco mayor (y sobre todo gordo) para ir en plan quinceañero con la bandera de la Republica. Ámparo Sánchez sonó poco después pero tampoco la prestamos mucha atención.

Llegó el turno de los Mojinos Escozios, era la primera vez que los veía en directo y que bien me lo pasé, no entiendo porque todo el mundo los pone a parir, como bien dijo el Sevilla “los rockeros no nos queréis y los poperos tampoco, solo nos quieren los músicos” y es que musicalmente son muy buenos pero casi hubiera preferido que no hubieran tocado nada y sólo hubieran hablado porque que risas madre mía, el cantante pidiendo que alguien le enseñara una teta (una sola al menos) u oliendo tangas para adivinar el nombre de la dueña XD.

Uno de los mejores momentos de la jornada fue sin duda Rosendo, no se ni las veces que le he visto pero me encantan sus conciertos, siempre lo da todo y sus letras aunque surrealistas hasta morir invitan al optimismo y la alegría. Desde una privilegiada segunda fila disfruté de un set bastante extraño con temas rescatados de sus primeros LP´s pero con una traca final gloriosa formada por “Masculino Singular”, “Pan de Higo”, “Agradecido”, “Flojos de Pantalón” y “Maneras de Vivir”. El viernes finalizó con los Toy Dolls, por este trío de punkis no pasan los años y siempre vestidos con sus trajes, todos iguales dieron un show divertido a más no poder, con canciones cortas y directas nos hicieron reír y bailar pese a que buena parte del público no los conocía (delito me parece a mi) ya me gustaría saber el secreto del cantante para mantener esa voz tan “cartoon” 30 años después, el tema “Nelly the Elephant” fue todo un momentazo.

El sábado nos presentamos más tarde ya que no había aliciente alguno para ir antes. Llegamos para ver a Celtas Cortos que como siempre no defraudaron, Cifu y su numerosa banda llenó durante una hora el escenario hasta los topes y por fin puedo decir que he escuchado “20 de Abril” en directo ya que para mi desconocimiento este tema suele caerse de los sets festivaleros, en general me gustaron mucho aunque no deja de parecerme hipócrita la llamada a la anarquía de Cifu cuando a él le paga una multinacional, en fin…. Una de las sorpresas del En Vivo fue el concierto de Txarrena, la banda de “El Drogas” de Barricada sonó muy limpia y aunque sus temas pecan de ser bastante intimistas o románticos este tío es un crak se dedique a cantar o tocar el bajo.

A las diez y pico y con horario privilegiado (no obstante su managment corre de parte de la propia promotora del fesival “Last Tour International”) salieron Sôber, banda que he visto cuatro veces en dos años siendo ésta última la vez que más me han gustado, quitando la batucada percusionista y aburrida, con sólo un par de temas del Superbia y muchos clásicos. Suenan verdaderamente duros en directo y creo que su retorno ha sido más que acertado.

Finalmente llegamos a The Offspring, es la tercera vez que les veo y aunque nada igualará la primera, en aquel festimad de 1998 con el Ixnay on The Hombre recién publicado. Lo pasé realmente bien durante los escasos setenta minutos de actuación, de los primeros álbumes solo dos temas “All I Want” y “Self Steem” con el que cerraron, del resto especial presencia del también cojonudo pero más blando “Americana”, eso si todos y cada uno de los temas auténticos hits y setenta mil personas no pueden estar equivocadas, como nota curiosa deciros que el concierto estuvo parado unos minutos porque en las primeras filas la gente estaba demasiado burra, pues que queréis que os diga chapeau por el cantante, la música está para disfrutarla no para que te partan la cara.

Y esto es todo, supongo que el año que viene repetiré porque lo he pasado muy bien y si el precio sigue siendo bajo y el cartel tiene alguna golosina pueden contar conmigo.

2 comentarios:

arkano dijo...

la verdad es que no fue un festival que me gsutara mucho, oí a los tres o cuatro grupos que quería oir y me encontré con alguna pildorita por ahí que me encantó, como foreign beggars, pero esos no te molarán a ti.

Yota dijo...

Hombre tio, es que no es para nada tu rollo, pero el ambiente siempre mola y costaba cuatro duros. Yo probablemente repita el año que viene.