jueves, octubre 20, 2011

BREAKING BAD T.2: Antes Se Pilla a Un Mentiroso que a un Cojo.




Los siete capítulos que componían la primera temporada (puta huelga de guionistas) de Breaking Bad supieron a poco muy poco, por eso los trece que tiene la segunda me los he ventilado en una semana escasa (creedme, dado el ritmo que tengo yo con las series, es muy rápido) y de este finde no pasa sin que empiece la tercera.

No voy a incurrir en spoilers porque esta producción ganadora de tropecientos premios totalmente merecidos hay que disfrutarla como es debido pero tras terminar de ver esta temporada me ha parecido curioso el mensaje que envía de manera totalmente sutil. Debido a los acontecimientos transcurridos, la metanfetamina cambiará la vida a mucha gente de manera radical y aunque no tengan nada que ver con la droga se verán afectados por las consecuencias de los actos acometidos por quienes viven de ella, quienes la fabrican o quienes la consumen. Una especie de efecto mariposa a lo bestia, unos apenas notan sus efectos y otros lo pagan caro.

La acción arranca directamente donde lo dejamos. Con Walter y Jesse cara a cara con Tucco Salamanca, quien debería ser su distribuidor a gran escala y que únicamente tiene una pega muy gorda: que está completamente loco y que no duda en cargarse a quien le toque las pelotas. Un marrón muy grande para nuestros protagonistas ya que le necesitan pero difícilmente pueden fiarse de él. Pero no será éste el único tipejo del mundo de la droga con quien se las verán, hay sorpresas.

Me ha encantado ver como poco a poco nuestros protagonistas van pasando de ser un camellos de tres al cuarto a convertirse en auténticos señores de la droga con competidores, distribuidores, encargados de lavarles el dinero y todas las cosas inherentes a su “profesión”, habrá muchas situaciones bastante insólitas y serán resueltas de manera bastante original, la serie es un drama pero no deja de tener momentos bastante cómicos. Otro aspecto a destacar es la primera secuencia de muchos episodios que suele mostrar alguna cosa a priori bastante absurda y que no tiene explicación hasta pocos instantes antes de los títulos de crédito.

Hay varios cameos de actores reconocidos como Danny Trejo y DJ Quills, además se incorporarán varios secundarios que darán que hablar (que se lo digan si no a Skyler) y habrá más de un muerto. Como podéis ver, pasan cosas para todos los gustos.

El otro foco de atención estará centrado en la relación entre Walter y Jesse, cada vez más deteriorara por culpa de la ambición y las prisas por conseguir dinero del primero y por la adicción provocada por la caída en la miseria del segundo. Se que quedan tres temporadas por delante, pero lo que tengo claro es que esto no puede acabar bien.

El final del capítulo trece puede que no sea un final espectacular o de bombo y platillo, pero ni falta que hace, no hay cadáver que pueda superar la tensión que vive el protagonista en el último episodio.

NOTA: 9/10

5 comentarios:

charlie furilo dijo...

Esta serie es la puta hostia. Adictiva como pocas. Y espera a ver la 3ª temporada - para mi la mejor, a falta de ver la 4ª, de la que también se hablan maravillas -, te la vas a ventilar en un periquete.

Walter H. White (a.k.a. Heisenberg) es con todo merecimiento uno de mis personajes televisivos favoritos de todos los tiempos. Enorme...

Saludos.

guevillos dijo...

Que grande es Bryan Cranston, capaz de ofrecernos a personajes como el padre de Malcom y a otros como a Walter

la tercera temporada vas a flipar, y en la cuarta es donde creo que ya va a empezar a venirse todo abajo

Arion dijo...

Cranston hace un papel de primera, no hay duda.

Por cierto, el post sobre Dark Phoenix me ha parecido estupendo.

Yo también tengo un blog sobre cómics, si te animas visítalo y déjame un comentario:

www.artbyarion.blogspot.com

Fer1980 dijo...

Creo que fue Lord Pengallan quien dijo una frase que para mi define esta serie "la lucha imposible de Walter por mantenerse igual ha pesar de que ha cambiado totalmente".

Una serie realmente brillante.

quike102 dijo...

Y espera a ver la tercera... y luego la cuarta, ohhh el final de la cuarta, insuperable!!! Esta serie parece que no tiene techo.
Sigue con ella que merece mucho la pena.