domingo, octubre 09, 2011

MARVEL NO STOP IX: The Fantastic Four (1978)



Hola amigos bienvenidos a una nueva entrega de Marvel No Stop, la sección de Los Archivos de Typhares dedicada a reseñar todos los proyectos audiovisuales de Marvel de manera cronológica. Esta semana estamos de lleno en el fructífero año 1978 y tenemos el placer de hablar de la segunda serie de animación (de las cuatro que tiene hasta la fecha) dedicada a los Cuatro Fantásticos.

Antes de hablar del elemento que distingue esta serie de cualquier otra que ha tenido el cuarteto fantástico hay que decir que su animación fue encargada al prestigioso estudio DePatie-Freleng que se encargaron en su momento de animar buena parte de los shows clásicos de la Pantera Rosa, Los Picapiedra o Mr. Magoo, con posterioridad este estudio fue comprado por Marvel.

Encargada por la CBS, esta segunda serie de la primera familia seguía la continuidad de la serie clásica de los sesenta pero no tuvo el mismo tirón (y eso que en esa época los 4 F debían de estar en un gran momento creativo gracias a John Byrne, pero son dos mundos distintos el cómic y la TV....) y fue cancelada tras la emisión de los trece episodios de su primera temporada.

Técnicamente estaba bastante bien, con un opening de lo más pegadizo y unas tramas que estaban cogidas directamente de los tebeos, amén de contar con un equipo de lujo: Stan Lee componía los plots, Roy Thomas escribía los diálogos y el mismísimo Jack Kirby se encargó de realizar los diseños conceptuales para el cómic. En estos escasos capítulos tuvimos la ocasión de ver al Doctor Muerte, a los Inhumanos, a la Zona Negativa y el Rey Blaastar, los Cuatro Temibles en toda su gloria e incluso Magneto (con su propia Magneto-nave) se enfrentó al bueno de Reed Richards.



Ahora vamos con el elemento que sin duda marcó a esta producción fue el siguiente: ¿quién cojones es H.E.R.B.I.E? pues este acrónimo fue el robot salva días y amigo de los niños que sustituyó a La Antorcha Humana como miembro de pleno derecho del grupo (y que posteriormente incluso ha salido en el cómic). Durante muchos años se especuló con que la razón fuera que a los jerifaltes de la cadena de TV no les gustaba la idea de un héroe que se prendía fuego a si mismo para usar sus poderes y temían que los niños (que siempre son tomados por gilipollas influenciables) quisieran imitarle. Pero en realidad no fue otra cosa que los derechos de Johnny Storm fueron vendidos a otra compañía para hacer una película de imagen real que nunca llegó a rodarse.... y menos mal que con los medios de los setenta....

Sea como fuere, hoy es un clásico puesto que no ha podido editarse en DVD de manera “oficial” pero puede encontrarse en su versión “Bootleg”.


2 comentarios:

guevillos dijo...

aun recuerdo el capi contra magneto, tio con un par, una pistola de madera y a echarse el pegote, ea, has perdido tus poderes!

Reed Richards no necesita rayos cosmicos, ya tenia los guevos cuadrados de antes fijo.

Yota dijo...

gracias por el coment.

Tremendo, no recordaba esa escena en concreto.