lunes, noviembre 28, 2011

MOTORISTA FANTASMA: ESPÍRITU DE LA VENGANZA


Ha costado mucho pero por fin me he comprado mi segundo ejemplar del coleccionable Héroes Marvel. Si ya se que muchos de vosotros tendréis ya un buen puñado de tomos (cuya factura final es bastante buena la verdad) pero es que yo ya tenía prácticamente todo el material que ha salido hasta el momento o bien no me interesaba. Hasta que ha llegado este primer tomo de El Motorista Fantasma (el segundo caerá en enero o febrero si no me equivoco) y me ha gustado bastante.

No voy a centrar el post en alabar o criticar las virtudes y no virtudes de este coleccionable de Panini, pero hay que admitir que la variedad de personajes e historias es muy grande y difícilmente habrá alguien que no se compre alguna entrega ya sea porque le guste el protagonista/s, la etapa o los autores. Como suele decirse, para gustos, colores.

Me ha sorprendido la inclusión de un personaje como Ghost Rider (que en febrero estrena secuela) ya que siendo sinceros lleva años de capa caída y su actual serie regular ya está cancelada y la anterior aguanto lo que pudo pero no llegó al medio centenar de entregas. No obstante en los noventa (¿cuándo si no?) el personaje gozó de gran fama dado su carácter más violento y oscuro, incluso “héroes” como él, Morbius, Hellstorm y demás tuvieron una línea editorial entera para ellos solos llamada “Hijos de la Medianoche”.

En “Espíritu de la Venganza” se publican los ocho primeros números del segundo volumen que protagonizó el llamitas y que en su día fue un auténtico éxito. Se rompió un poco con la tónica sobrenatural de la primera encarnación del Motorista. Aquí el portador es un chaval llamado Danny Ketch que estando un buen día con su hermana en un cementerio de Cypress Hill es testigo de un enfrentamiento entre las hordas de Velatorio (un villano de nuevo cuño) y los matones de Kingpin que luchan por hacerse con el control de tres misteriosos recipientes.

La gente empieza a palmar y en mitad de la huída. Dan encuentra la moto del Motorista Fantasma en un vertedero y se convierte en el nuevo portador. Si, es un origen de mierda, encima no cuentan nada de cuales son las motivaciones del personaje o en que consiste su famosa mirada de penitencia, pero oigan escribe Howard Mackie ¿Qué esperaban? El tono que tienen las historias es generalmente urbano, con mucha acción y escenas bastante chunga.

Buena parte de la trama se concentra en la lucha de Danny Ketch contra el Motorista y la ambigüedad moral de sus actos, porque vale que castiga sólo a los culpables pero lo hace de manera expeditiva y tomándose la justicia por su mano. La mencionada lucha por los tres recipientes también es parte capital ya que ayuda a establecer el status quo del protagonista y sus secundarios así como su más que probable Némesis. Un villano llamado Apagón que es una suerte de vampiro cuántico y que es bastante cabroncete.

Para apoyar las ventas en su día también se contó con una historia en dos partes donde Punisher y el Motorista Fantasma deben enfrentarse al radical anarquista de Sin Banderas, es una historia tonta con los tópicos habituales: enfrentamiento – alianza- desenlace. Pero continúa con el tono molón del resto de las historias.

Una serie que cumple con su propósito y que tal vez pueda apoyarse demasiado en los sólidos dibujos de Javier Saltares y Mark Texeira que se ocuparon de una buena parte de la historia ¿llegará Panini hasta la etapa de Salvador Larroca?

NOTA: 7/10

2 comentarios:

Myca Vykos dijo...

El problema es que no tardando demasiado la serie cae en la dinámica noventera de crossover casi contínuo, como ocurrió con Superman. Aquí, con Spirits of Vengeance, Nightstalkers, Morbius, Darkhold... Así que sí veo probable algún que otro tomo más, pero no veo que llegue más allá de Rise Of The Midnight Sons.

Yota dijo...

Gracias por el coment colega.

Pues como de esa época casi no tengo nada (creo que algún número suelto de Nightstalkers y ya...) me resultaría curioso.

Eso si, Darkhold ni guarra, y Spirits? en plural?