jueves, noviembre 03, 2011

PUNISHER: DIARIO DE GUERRA



Curiosa elección por parte de Panini para esta entrega de su Colección Héroes Marvel, porque la verdad no se yo que viabilidad comercial tienen los ocho primeros números U.S.A de Punisher War Journal, la que en su día fue la segunda serie regular del Castigador que vivió un inusitado éxito a finales de los ochenta y principios de los noventa, llegó a tener tres series regulares.

Este dato a lo mejor hoy no es muy raro, pero en esos años sólo Spider-Man logró tal proeza y ni siquiera la Patrulla X contaba con su segunda cabecera. Por algún extraño motivo (y la peli de Dolph Lundgren seguro que no influyó) que se me escapa, Punisher molaba y mucho. Era hasta el momento el antihéroe más bestia de la editorial. Lobezno ya tenía también su propia colección por supuesto pero no resultaba tan realista como Frank Castle.

Como todos sabéis el bueno de Frank declaró la guerra al crimen tras presenciar como su familia moría en el fuego cruzado de una guerra de bandas. Desde ese momento se las ha ingeniado para matar a cientos de maleantes de toda condición usando todo tipo de armas de fuego, blancas o sus propias manos. Por eso digo que es más realista que un canijo con esqueleto irrompible y garras en sus manos.

Curiosamente este material es la tercera vez que es recopilado en tomo en España. Ya vio la luz originalmente en grapa y desde entonces ha sido editado en dos volúmenes de la colección Obras Maestras de Forum, en el coleccionable publicado junto al estreno de la película protagonizada por Thomas Jane y finalmente ahora. Un momento raro para el personaje pues únicamente parece triunfar en la línea Max. Pero bueno si por algo se caracteriza este coleccionable es por su diversidad.

De todas formas lo más llamativo de esta entrega son sin duda los dibujos de un primerizo Jim Lee que ya por entonces comenzaba a despuntar en la Casa de las Ideas con sus espectaculares dibujos. En la labor narrativa estaba Carl Potts, un guionista muy del corte de Larry Hama y Chuck Dixon, vamos que las escenas de acción se le dan bastante bien.

La primera historia nos presenta al que podría ser el verdadero culpable del asesinato de la familia de PUnisher en una historia bastante personal (para los derroteros de la colección claro está) en que podremos ver a Frank como nunca antes se le había visto, no está mal, es entretenida pero no entusiasma ni mucho menos. La segunda gran trama es mucho más interesante pero por el dibujo ya que está narrada en dos tiempos, el presente con un asesino misterioso que está liquidando a la antigua unidad del Vietnam en la que sirvió Castle. El pasado nos muestra varias de las penurias que tuvieron que sufrir en la gran derrota bélica de Estados Unidos, y es una pasada ver a Jim Lee desatado dibujando escenas que parecen sacadas de la película “Rambo”, además para dotar de dramatismo están coloreadas únicamente con una escala de grises y azules.

La última parte del tomo (como cunden ocho números de la época por DIO) nos cuenta el primer encuentro de Lobezno y Punisher y cumple todos los tópicos habidos y por haber que requiere el primer encuentro entre dos superhéroes, así que más allá que como curiosidad histórica no tiene mucho más que cortar.

NOTA: 6/10

1 comentario:

Juls dijo...

Yo tengo el coleccionable y he de confesar que me mola bastante.

¿Desde cuándo hay que buscar una razón para que algo mole? Mola y ya esta. Es algo maravilloso cuando encuentras algo que mola de verdad y no tienes que estropearlo con razonamientos y análisis.

¿Tópicos en 1988? Dios, ojalá ahora hicieran tópicos como los de antes. Y si fueran como los de los 70, no veas.

El Jim Lee de aquella época es algo difícil de superar incluso hoy.