sábado, noviembre 05, 2011

SPIDER-MAN: VIDA Y MUERTE DE LAS ARAÑAS


Como lo estoy gozando con la relectura de la etapa de J.M. Strazcynski en The Amazing Spider-Man (ufff, más de diez años han pasado que viejo me siento), con “Vida y Muerte de las Arañas” llegamos al tercer tomo recopilatorio que vuelve a juntar ocho números U.S.A y que a buen ritmo se va acercando al final de la etapa (si no me equivoco en enero sale el cuarto tomo) y esto no hace más que mejorar.

Partiendo de donde quedaron las cosas en el volumen anterior tenemos a un Peter Parker que va descubriendo más cosas de sus poderes totemicos lo cual le provoca incredulidad y miedo a partes iguales. Toda acción tiene su reacción y Ezequiel ya le avisó que ponerse una araña en el pecho llamaría la atención (también es cierto que esto es algo fruto de la imaginación del guionista empeñado en establecer una relación entre el héroe o villano y el animal de turno del que escoja su nombre) y así pasará con Shakra (previa advertencia inadvertida del Doctor Extraño, otro fetiche del escritor).

Villana de nuevo cuño (y van) que coge su apariencia y poderes de la avispa arañera y claro que araña mejor que Spidey para alimentarse de por vida. De todos los villanos presentados hasta el momento es el más flojo a mi parecer y eso que consigue poner la vida de Peter más patas arriba que el propio Morlum, atacándole donde más duele: Mary Jane. Porque todo lo relativo a la reconciliación de P. y MJ es algo prioritario para JMS que considera que la máscara no es lo más importante del personaje.

Peter ha sufrido mucho y por eso la reconciliación es más dulce todavía si cabe y eso queda patente porque si JMS es un gran escritor, es aún mejor como dialoguista y las reacciones de P, sus sentimientos y como los muestra son realmente bonitos pero sin caer en el romanticismo o cursilería barata de mierdas modernas como la saga Crepúsculo. Eso si, ninguna reconciliación es fácil y aquí ambas partes irán con pies de plomo porque la cimentación no es buena.. Joder, si para que pudieran hablar, ambos tuvieron que encontrarse en mitad de la nada en un aeropuerto lleno de vuelos cancelados donde compartieron estancia con el mismísimo Doctor Muerte en uno de los mejores números autoconclusivos que he leído.

El segundo arco vuelve a presentar a otro villano de nuevo cuño pero que a la postre se ha convertido en mi favorito de cuantos creó Straz. Se trata del enterrador, un monstruo que está formado por trozos de trece cadáveres distintos de otros tantos gángsters muertos desde los años cincuenta. Fue una explosión gamma lo que resucitó a los cadáveres y les dio cohesión además de una fuerza similar a Hulk.

Un peso pesado que además está completamente desubicado de su tiempo debido a que han pasado cincuenta años, así que es bastante gracioso verle hablar de los viejos tiempos y de sus costumbres mientras machaca mafiosos. Siendo precisamente uno de estos el que contrate a Spidey para protegerle de tamaño monstruo, así que por una vez el bueno de P. Hará algo bastante lógico ya que ¿por qué no aceptar un dinero por hacer algo que de todas formas tiene que hacer y además no es ilegal?

Una situación un tanto ambigua la verdad, pero me quedo con el diálogo final que hace que se comprenda porque acepta el dinero.

MJ: ¿Sigue doliendo, verdad?
Peter: Siempre dolerá, MJ, siempre.

No voy a decir a que se refiere. Simplemente precioso y aún más con los lápices de Romita Jr. Se me caen los ojos cuando leo sus actuales Vengadores, menos mal que todavía puedo releerme estos episodios de Spider-Man.

NOTA: 8/10

4 comentarios:

Mike Lee dijo...

¡Por fin sale el tomo!
Ya te contaré qué tal, pero tiene muy buena pinta.

¡Saludos!

juanky dijo...

no quiero ser puñetero me gusta mas dan slott que demuestra que no solo de tia may y mj vive nuestro amigo peter y sobretodo los dibujos de humbertos ramos y stephano caselli que el señor romita .
como digo yo es mi opinon

Kikedck dijo...

Tengo buenos recuerdos de esos cómics, sobre todo del cómic con el Doctor Muerto y lo del mafioso ahulkado. Y totalmente cierto, ¿Qué le ha pasado a Romita Jr. en los Vengadores :(?

Graimito dijo...

Lo que más llamativo me resulta de la etapa de JMS al frente de Spider-Man es que disfrutaba mucho más de las partes en que Peter era Peter y no llevaba las mallas que las de acción. La humanización y coherencia con ese proceso que esgrimía JMS no la he visto en otras etapas posteriores.

Y otra cosa que casi nadie destaca de esta etapa que a mi me gusta mucho, su gran sentido del humor, como ese diálogo de un esbrirro del Dr. Muerte con el ídem en que le pregunta como es capaz de hablar con letras mayúsculas (al más puro estilo JLI), o el chiste de los bolsillos con velcro de los primeros números.