jueves, diciembre 22, 2011

EL ALZAMIENTO. Zombis "Endemoniaos"



Si algo vendo y funciona explótalo hasta que sangre. Esta parece ser la premisa de las editoriales españolas que de un tiempo a esta parte gracias al éxito de Apocalipsis Z y especialmente de Los Muertos Vivientes han venido a inundar las librerías de docenas de novelas con la temática zombie como protagonista. Siendo la mayoría de ellas una auténtica mierda, un coñazo, absurdas o todas estas cosas a la vez.

Dolmen es la máxima exponente de esta teoría que no duda en publicar cualquier cosa que tenga la palabra Z en el título, generalmente escritas por autores patrios sin demasiada idea del oficio, y alguna vez incluso editan material foráneo como este “El Alzamiento” la primera obra del escritor Brian Keene que en Estados Unidos fue galardonada con el Premio Bram Stoker a mejor obra debutante.

¿Merece la pena? Si y No. Sí, si la puedes leer gratis como he hecho yo que la he pillado de la biblioteca y No, porque su edición deja mucho que desear y se me antoja bastante cara para las escasas trescientas páginas que tiene. Además que dar pasta a Dolmen siempre me jode por la política que tienen sobre NO pagar a sus autores, pero esa es otra historia.

El Alzamiento es una novela muy entretenida que se lee de un tirón y que va directamente al grano. Desde el inicio nos muestra un mundo desolado donde un padre que tiene que cruzar medio estado para rescatar a su hijo es el motor de la historia, aunque habrá varias subtramas que involucran a una prostituta yonki, un científico que se hecha la culpa de todo lo sucedido y una rama paramilitar del ejército y que de una forma u otra poco a poco se irán relacionando.
Si algo me ha llamado la atención es que no estamos ante zombis convencionales. Para empezar la infección afecta a todas las formas de vida animal del planeta así que hay perros zombis, pájaros zombis o ratas zombis que pondrán en serios aprietos a los protagonistas y segundo. Más que zombis son poseídos porque cuando alguien muere sea persona o animal y sea por la causa que sea (muerte natural, disparos, accidentes, enfermedades o mordiscos de zombis) se reanima como un muerto viviente pero su consciencia es ocupada por un ser interdimensional.

En su favor hay que decir también que el autor no se ha cortado con el gore y las asquerosidades, no se muestra nada sutil a la hora de describir como un niño o un bebe son devorados por los zombies, o escenas de palizas, violaciones con todo lujo de detalles. El ritmo es trepidante y hay momentos en los que parece que estás leyendo la crónica de una partida online del modo Mercenarios de Resident Evil.

En contra hay que decir que en mi modesta opinión el libro está escrito con el ojete y el autor tiene unos limitadísimos recursos narrativos que son usados una y otra vez. Hecho que me sorprenden porque prometía muchísimo y poco a poco se hace reiterativo y ya sabes de antemano como van a ser resueltas las situaciones. El final se me antojó bastante adecuado pese a los interrogantes, pero siempre me han gustado esos momentos finales que dejan muchas cosas en el aire y tienes que sacar tus propias conclusiones del estilo a los finales de películas tan dispares como “The Wrestler” o “Origin”. Pero vamos, no es más que una cortina de humo porque el libro tiene secuela que hasta la fecha no ha sido editada por Dolmen.

NOTA: 6/10

3 comentarios:

juanky dijo...

¿ me estas diciendo que la portada del libro mola mucho pero el resto es una mierda enganchada en un palo ? tenia ganas de comprar este libro y gracias por la critica buena tarde

Paco Hernández dijo...

TRanquilo, que este es el bueno, el siguiente es el malo. Personalmente me sentí estafado cuando me lo acabé de leer, así que NO LO RECOMIENDO

Yota dijo...

Gracias por los comemts

Juanky: ya te comento que es entretenido y listo, si te lo puedes ahorrar hazlo.

Paco: Joder... pues creo que pasaré olímpicamente gracias!.