lunes, enero 23, 2012

CHEW: AL GUSTO DEL CONSUMIDOR



Fresca, fresquísima nueva serie que he podido disfrutar gracias a mi buen amigo Mike Lee (ya te estás pillando el resto de tomos colega!). No tenía mucha idea de que iba Chew, sólo que el fandom estaba loco por ella y que las críticas aquí y allá eran entre buenas y excelentes, además parece ser que las ventas acompañan y es sólo cuestión de tiempo que sea una serie de culto del palo de Los Muertos Vivientes o Invencible, ambas también de Image.

Los creadores de Chew son John Layman, del que ya había leído alguna cosilla como creo que fueron las miniseries de Desperadoes y que parece ser que vuelve al cómic mainstream tras haber estado unos años enfrascado en tebeos religiosos y bíblicos. Por su parte el dibujo de Rob Guillory ha supuesto toda una revelación, no conocía de nada a este artista y me ha fascinado con su estilo muy cercano al cartoon, su excelente narrativa y la gran caracterización que tiene de los personajes. Un genial tándem creativo.

Pero lo verdaderamente original es la premisa de la serie. Ambientada en la actualidad o tal vez unos pocos años más adelante (no hay grandes alardes tecnológicos) donde hay una ley mundial que prohíbe la cría, la venta y el consumo de pollo que años atrás provocó millones de muertes por todo el globo causadas por una supuesta gripe aviar. Para el cumplimiento de esta ley el gobierno de los Estados Unidos ha creado la F.D.A (Federación de Alimientos) con jurisdicción mundial, como era de esperar cada ley tiene sus detractores que van desde simples redes clandestinas de distribución de alimentos, restaurantes exclusivos e ilegales o grupos terroristas como H.U.E.V.O que consideran que todo es un complot.

El agente de la F.D.A Tony Chu es el protagonista de la serie, pero no es un agente federal cualquiera ya que se trata de un cibópata. Este extraño término hace referencia a que es capaz de saber como se sintió el animal, vegetal o persona antes de su muerte y cuando más coma de él/ello más sabrá, lo que le ayudará a resolver todo tipo de crímenes y sucesos además de servir como excusa para escenas de lo más divertidas y de lo más grotescas.

Este primer tomo sirve principalmente al propósito de presentarnos a los personajes, el contexto personal de los protagonistas, así como establecer una más que probable Némesis e interés romántico. Habrá que estar atentos y más si todos los casos tienen una resolución in extremis como éste que en apenas un par de páginas cambia por primera vez en la serie el status quo de algunos de los personajes.

NOTA: 8/10

4 comentarios:

charlie furilo dijo...

No había oído hablar de este cómic, pero por lo que dices, puede ser interesante. El argumento es de lo más friki. Me lo apunto

SAludos!!

Mike Lee dijo...

¡Me alegro de que te haya gustado!
Me parece un número de presentación de la situación y los personajes principales, seguramente luego se vaya complicando mucho más.

¡Saludos!

Natán dijo...

Ya te vale, ahora me han entrado ganas de leer esta serie, me vas a bucar la ruina! ;p

Yota dijo...

gracias por los comentariso!

Charlie: Te gustará seguro

Mike: espero que te pilles los siguiente, tengo ganas!

Natán: jajaja, pues haz como mois y no me hagas caso XD