sábado, enero 07, 2012

FRINGE T.3 AL OTRO LADO DEL RIO....



Hay que ver lo perra que es la televisión americana cuando quiere que aguanta bodrios infumables como Smallville durante diez años y con series mucho más capaces se muestra más intolerante, pero ay amigos, la audiencia manda y más si la Fox es la cadena afectada que no duda en cortar de cuajo o mover de franja horaria y día la producción de turno.

Atención SPOILERS de las dos primeras temporadas, pero no de la tercera. Laura y Mike no os leáis esto. Avisados estáis.

Toda esta parrafada viene a cuento a que Fringe pese a estar bajo la batuta de J.J.Abrams tiene una audiencia la mar de discretita y por eso se anunció que esta tercera temporada a todas luces sería la última, por lo que habría que ir cerrando cosas.

Y eso es lo que ha pasado (más o menos, porque de manera sorprendente ahora tenemos cuarta temporada de Fringe) que los guionistas han metido el turbo y se han puesto las pilas con la trama de la guerra entre los dos universos y con Olivia prisionera en el otro lado con el siniestros secretario de defensa conocido por nosotros como Walternativo y su división Fringe.

Para mi sin duda esta ha sido la mejor de las tres temporadas emitidas hasta el momento porque abandona en cierto modo la repetitiva formula de “el caso de la semana”, método que nunca me ha convencido lo más mínimo por mucho carisma que puedan tener los protagonistas.

Es cierto que la temporada empieza un poco floja porque cada episodio se va turnando con una dimensión distinta y la trama se va dilantando hasta que a la altura del episodio diez los dos mundos colisionan en una historia bastante emocionante. Se nota que se olían que la serie tenía muchos números de cerrarse porque a partir de ese momento empezamos a saber muchas más cosas de la Máquina del Juicio Final o de Las Primeras Personas.

Sigue habiendo misterios que investigar por supuesto (con un genial Cameo de Christopher Lloyd) y todo tipo de conspiraciones pero queda en un segundo plano por detrás de la relación entre Bishop Jr. Y Olivia que dará más de un tumbo y de dos. Ahora más que nunca las cartas están sobre la mesa y los bandos están muy claros. Algo en lo que también ha ganado esta temporada es en crudeza y violencia, no en vano estamos hablando de un conflicto. Si tengo que destacar un episodio de entre todos, elegiría el de Candyman, bastante escalofriante.

El final por otra parte (en plan Días del Futuro Pasados) es apoteósico y habría sido un final de serie cojonudo. Pero la pasta manda y así tendremos cuarta temporada que por lo que tengo entendido tarda en arrancar y su rumbo no es muy claro. La veré por supuesto, pero primero tengo mucho trabajo televisivo atrasado.

NOTA: 7/10

No hay comentarios: