domingo, enero 29, 2012

MARVEL BITS XVII: Wolverine (1991)


Buenos días! Tardes! O noches! Que no se cuando colgaré finalmente esta reseña XD pero vayamos al asunto. Hoy por fin retornamos a la NES de mis amores que tantas alegrías me sigue dando gracias al mercado de segunda mano, además vuelve también la desarrolladora LJN que monopolizó esta sección durante sus primeras entregas.Estamos ya en 1991 y vamos a hablar del primer videojuego que protagonizó Lobezno en solitario para la 8 bits de Nintendo.



Técnicamente no fue muy revolucionario pues la base gráfica que se usó fue la misma que con Silver Surfer, lo que no es malo porque la calidad del juego de Estela fue muy alta, se han mejorado mucho los fondos de los escenarios añadiendo numerosos detalles y no abusa tanto del “negro” como le pasaba a la mayoría de los juegos de Nes y Master System. Donde he notado un subidon considerable es en el apartado sonoro donde por fin se empiezan a vislumbrar alguna que melodía que otra y no solo chirridos estridentes.

Todo comienza cuando Magneto y Dientes de Sable se alían (vayan ustedes a saber porque) y capturar a Lobezno al que dejan tirado en una Isla enorme repleta de enemigos (todos inventados para la ocasión) y que tendrá que explorar para poder salir de ella previo enfrentamiento final con los villanos de turno por supuesto.



El juego es tan divertido como complicado y según he podido leer por ahí las últimas fases son casi imposibles de terminar sin un código de Game Genie, yo por desgracia no he llegado a tanto puesto que lo he jugado emulado ya que no he encontrado el juego por ningún sitio. Estamos ante un plataformas de acción de desarrollo horizontal que parece una mezcla del Castlevania y el Super Mario Bros.

Es un juego largo pues cuenta con nueve fases distintas aunque no hay ningún Final Boss salvo en la última fase, como he mencionado la dificultad es muy alta y los ítems para recuperarla escasos, pese a todo en momentos esporádicos tendremos ayuda de Kaos, Mariposa Mental y Júbilo (curiosa elección desde luego), los enemigos son muy poco variados y abundan en exceso unos humanoides blancos bastante feotes la verdad.



El juego tiene un par de elementos innovadores para la época en lo referente al control del personaje. Pese a las limitaciones del mando de la NES que contaba solo con dos botones de acción (puñetazo y salto), también se pueden dar patadas, patadas voladoras y embestidas, además si pulsamos select Lobezno saca las garras (aunque cada golpe que demos con ellas nos resta energía) pero lo mejor es un modo berserker (que hace al personaje inmanejable) que conseguimos si acabamos con muchos enemigos consecutivamente.

Para terminar un último detalle y es que entre fase y fase hay cuadros de diálogo de personajes y los gráficos que les acompañan son imágenes pixeladas de ilustraciones de gente como Barry Windsor Smith o Jim Lee.




2 comentarios:

Ternin dijo...

Desconocía la existencia de este juego pero estoy seguro que en me llega a pillar en esa época y el flipe hubiera sido de escandalo.

Capitán Harlock dijo...

Desconocía este juego, buscare la rom para NES para poder jugarlo.