domingo, enero 22, 2012

VIÑETAS EN MOVIMIENTO II: Spawn (1997)



Segunda entrega de Viñetas en Movimiento. Os prometo que ya llegarán las películas buenas pero de momento con todos los truños que se han hecho entended que saquemos a la luz algo de esa mierda.

SINOPSIS: Spawn narra la historia de Al Simmons, un superagente del gobierno que es asesinado por su jefe, el malvado Jason Wynn con la ayuda de su terrible colaborador, el llamado ""Clown"". Deseando volver a ver a su amada Wanda y cegado por la venganza, Simmons decide hacer un pacto con el diablo y vuelve a la tierra como un horrible y desfigurado demonio encargado de liderar el Ejército de las Tinieblas en Armagedón."

SE BASA EN: Spawn, el cómic homónimo creado por Todd MacFarlane para Image en 1992 como parte de “la Fuga de Cerebros de Marvel” que se cargó la industria del cómic en los noventa. En la actualidad lleva más de doscientos números pero ha perdido todo el hype que le mantuvo en el Top 10 sus primeros años. Se han publicado también varias series derivadas que cuentan historias de los Spawns de otras épocas, pero casi lo más destacable han sido los espectaculares muñecos de Macfarlane Toys.

COMENTARIO: Corría el año 1997 y ni siquiera se había estrenado la primera entrega de Blade con la que Marvel ya empezaba a apuntar maneras, ese mismo año DC acabó de cagarla con la franquicia fílmica de Batman por lo que se puede decir que no había mucha competencia para comparar y que por ello quizás sería más fácil destacar, pues ni de coña.

Spawn no sólo es una de las peores películas que se han hecho sobre un cómic, sino que es una de las peores películas que he visto en general. Un tremendo despropósito dirigido por Mark A.Z. Dippé que venía de trabajar en ILM y todo sea dicho se podría haber quedado allí. Los actores son patéticos, para Al Simmons se contó con Michael Jai White que parecía que se iba a comer el mundo (su único papel destacable además de este fue el del villano de Soldado Universal 2) y es más rígido que Steven Seagal. Jode más ver que los malos fueron Martin Sheen (que no hizo de Tony Twist para que no se liase más la demanda que tenía Todd) y John Leguizamo que hacía de Clown/violador provocando que el termino “sobreactuación” adquiriese una nueva dimensión en sus manos.

El guión fue escrito por Alan McElroy, que más tarde se encargaría del cómic “Curse of Spawn”, y era meramente funcional se preocupó de contar la historia de cómo Spawn volvía a la tierra, intentaba buscar a su familia, acababa con el malo y traicionaba a Malevolgia. Fin. Pero se olvidó de presentar a los personajes o contarnos algo de ellos.

Tanto da que monta tanto, porque la película no sirve ni como entretenimiento, hay escasas escenas de acción, aunque la primera en la que vemos al héroe en todo su esplendor es bastante espectacular con Spawn atravesando el techo y desplegando todos los poderes de su traje, la capa fue generada enteramente por ordenador y según el plano o molaba o era una mierda. Aunque la escena final donde vigila sobre un tejado cual Batman o Daredevil queda bastante chula. Sin embargo el embate definitivo contra Violator (que es bastante desagradable) está totalmente desprovisto de emoción y épica.

Técnicamente estaba veinte años atrasada, los efectos por ordenador eran muy pobres, las secuencias en el infierno eran peores que muchas intros de juegos de ordenador.

Curiosamente se sigue hablando de una secuela que personalmente dudo mucho que llegué a rodarse quince años después, pero lo cierto es que esta primera entrega fue un éxito relativo, costó 40 millones de pesetas y recaudó a nivel mundial (sin contar la venta de derechos para explotación doméstica) algo más del doble.
En fin, yo contribuí a ello.

LO MEJOR: El diseño del trajo de Spawn y el de Violator y la originalidad de los temas de la banda sonora que combinaban músicos de bandas dispares como Red Hot Chily Pepers, Metallica, The Prodigy, Grateful Dead…

LO PEOR: Pues el resto, pero sobre todo lo mal que actúan (incluso para los canones del cine de acción) todos los implicados. Incluida parte de la música, se cuenta que Iced Earth iban a colaborar con varios temas pero que visto como iba la cosa, la discográfica las retiró del montaje final.

7 comentarios:

juanky dijo...

buenas noches
yo fui al cine y flipe con la capa y de vez en cuando la miro esta peli podria aver sido mejor, te comento lleba unos 12 años el amigo todd que quiere hacer la segunda parte pero ninguna productora se fia de el ni yo jejejeje
cuidate y buena noche

Kilian Stark dijo...

Reconozco que era fan de Spawn y no me desagrada el personaje pero la peli fue un suplicio conseguir aguantar hasta el final.

Saludos,

Kilian

Anónimo dijo...

Siento disertir en algunos puntos. Para mí el diseño de Spawn molaba un cojón, hay algunos planos con la capa realmente espectaculares. Y el payaso también esta muy pero que muy logrado en lo que a maquillaje se refiere. Sí que estoy de acuerdo en que las secuencias del infierno son paupérrimas y Malebolgia da la puta risa. Pero la peli tiene algo para mí, que no sé... me gusta. Esos combates chuscos entre Violator (otro diseño que me encanta pese a carecer del presupuesto para CGI de otras producciones) y Spawn... ahí un rollo involuntario a lo Harryhausen ahí que hace a la pelicula entrañable.

Desde luego la prefiero con mucho a los truños de Elektra, Dragon Ball y Ghost Rider, que para mi son las peores adaptaciones de comic con diferencia.

En torno a la figura de Michael Jai White, en mi opinión es un actor más que destacado en lo que a Artes Marciales se refiere. Vale que sea mayoritariamente de serie B, pero creo que en la actualidad, él y Scott Adkins son los grandes baluartes occidentales en lo que a artistas marciales de nueva generación se refiere (Ray Park está por debajo de ellos). Además ha conseguido colarse en alguna gran producción como "The Dark Knight" algo que juega a su favor, pese a estar enclavado mayoritariamente en la serie B.

Nada más. A mí si me gusta esta peli, igual que la infravaloradísima Super Mario Bros. Dos putas joyas del Trash. Ya quisiera el Woody Allen de los cojones.

charlie furilo dijo...

Mierdaca de proporciones cósmicas. El cómic no era gran cosa, pero por lo menos entretenía. Soportar este truño fue un suplicio digno de tortura de la inquisición. Menos que la banda sonora molaba..

Saludos

Natán dijo...

Ni la he visto ni la veré. Eso sí, la banda sonora la escuché hasta fundir el walkman.

Merrick dijo...

Desde luego, la peli es mala con ganas, pero yo también soy de los que opinan que había "cosas" a favor: Tanto la selección de actores como los diseños fieles al comic (Spawn, la capa, Violator...). Luego te pega una patada en la cara con las escenas del Infierno que, como has dicho, eran de videojuego malo de la época. Y que el guión es una basura también.

Pero me da la sensación de que fue la primera adaptación "fiel al cómic" que se hizo antes de que llegaran Spidermanes, X-Men's, etc.

Yota dijo...

Gracias a todos por los comentarios!!

Me alegro que esta entrega haya tenido más éxito

Juanky; es que quien se arriesgaría? XD

Kilian: suponía que te gustaría el personaje, es de tu rollo, que se que te mola batman

AnoniMO: desde luego que no le quito merito al diseño, que me gustaba mucho, pero la peli, y gracias por los datos sobre la carrera de Michael Jai White, como apuntas me refería a su proyección en el cine de primera categoría de hollywood, la primera división digamos y no el mercado directo de video.

Charlie: sobre el cómic tengo pendiente releer buena parte de la primera etapa de la serie, a ver si me pongo.

Natán: jajaja, como galería de los horrores no está mal. Yo también tenía la bso en casstete

Merrick: Tu último apunte es muy cierto, adaptaba el cómic con sus secundarios y villanos de manera más fiel que los cuatro batmans por ejemplo.