martes, febrero 14, 2012

BREAKOUT KINGS: EX-CONVICTOS T.1



Es curioso lo que me ha pasado con esta serie, cuando la descubrí gracias a un comentario de colega en la red de redes me picó la curiosidad y me puse a buscarla, pensando umm “Breakout Kings”, el nombre mola, lleva sólo una temporada (no tengo claro si habrá más) y sólo tiene trece episodios, así que le di una oportunidad. Durante los primeros capítulos no paraba de recomendarla a todo el mundo, ahora una vez terminada no se la recomendaría a casi nadie. No porque sea un truño horrible (no es para tanto) si no por que es totalmente insustancial.

Breakout Kings (en España, Ex – Convictos) es la nueva producción de los creadores de Prison Break, serie que se fue a la mierda de manera meteorica, se ve que a los mendas el tema carcelario les pone ya que aquí han repetido más o menos aunque de manera menos dramática, con menos emoción y mucho más distendida.

La trama es la siguiente. El Marshall Ray Zancanelli ha reunido a un grupo de presos de diversas categorías para dar caza y captura a presos especialmente peligrosos que se escapen de sus respectivas prisiones, por cada prófugo que logren regresar a la cárcel se les descontará un mes de su condena, por el contrario si intentan escapar volverán a máxima seguridad con el doble de condena.

El grupo está formado por Charlie Duchamp el Marshall al cargo y supervisor de todo; Ray Zancanelli que es el segundo al mando y guarda un secreto bastante turbulento; Lloyd Lowey, psiquiatra y ludópata condenado a 25 años; Shea Daniels, el negro gracioso y líder de varias bandas capaz de comerciar cualquier cosa y conseguir la información; Jules Simms, que no es criminal pero la echaron de la CIA y es agorafobica haciendo las veces de Oráculo de Batman. Por último tenemos a Erica Reed, que al principio cumple con el papel de jamona borde y luego resulta que es una caza-recompensas.

El grupo es variado y sus personalidades chocan habiendo momentos bastante divertidas, como los piques entre Shea y Lloyd por los comentarios racistas del segundo (realistas según él, que no duda en llamarle negrata pero luego alaba su pene, y demás lindezas) o la manera en la que Ray suele hacer las cosas entre a lo bruto y a lo bestia, la serie no tiene ninguna pretensión más allá de entretener, cosa que consigue hacer.

Pero esta precisa falta de pretensiones es también lo que la lastra en exceso porque es la serie de televisión con menos sub-tramas y desarrollo de personajes que he visto en la vida XD. La simple premisa ya chirría, porque parece que los policías pasan de hacer su trabajo y en cuanto se fuga un preso (ya sin importar su categoría) llaman a estos perdedores sin intentar pillarlos ellos primero.

El tercer episodio es el mejor con todo el grupillo tratando de dar caza y captura ni más ni menos que a T-Bag, si, el de Prison Break, y si interpretado por Robert Kneeper que sigue en forma, el capítulo además hace multitud de referencias a lo que pasó durante las tres primeras temporadas: los ocho de Fox River, la cárcel de Panama, la perdida de su mano. Un regalo para sus fans, que alguno tendría.

El resto totalmente prescindible.

NOTA: 5/10

No hay comentarios: