viernes, febrero 17, 2012

VIÑETAS EN MOVIMIENTO III: Dick Tracy (1990)


DE QUE VA: Dick Tracy (Warren Beatty) es un policía valiente e incorruptible que está decidido a acabar con el crimen en la ciudad. Pero, para ello, deberá enfrentarse al gángster BambinoCaprice (Al Pacino) y su banda. Su voluntad y determinación se tambalean cuando conoce a la seductora Suspiros Mahoney (Madonna).

QUE CÓMIC ADAPTA: Dick Tracy es la traslación al cine de la tira de prensa homónima creada por Chester Gould en 1931 y que hoy día sigue publicándose, ha tenido varios seriales de imagen real en TV y una serie de dibujos animados que pudo verse en España hace años. La época original de las tiras ha sido reeditada por Planeta de Agostini.

OPINION: Es curiosa la sensación que me provocó ver ayer de nuevo la película de Dick Tracy, recuerdo perfectamente cuando la estrenaron en España en 1990 y la campaña de merchandising enorme que tuvo (aún conservo alguna meirdecilla del Burguer King), el juego de Master System que era la hostia y recuerdo que cuando la vi me pareció una mierda abominable. Ahora bien, la sensación que tengo en el momento de escribir estas líneas no puede ser más distinta.

En mi opinión estamos ante una película excelente que adapta a la perfección el cómic original usando una paleta de colores idéntica a la de las viñetas, son seis colores: rojo, azul, amarillo (sobre todo amarillo), verde, naranja y púrpura. Lo que en principio puede parecer una horterada completa acaba siendo todo un espectáculo de luz y color merecedor de dos oscar de la academia a la mejor dirección artística y al mejor maquillaje, que junto al de mejor canción de Madonna suponen todo un logro para una adaptación de un cómic. Ya podría haber aprendido Frank Miller de Warren Beatty cuando se puso manos a la obra con The Spirit.

Con un evocador estilo kitsch o incluso camp, Warren Beatty se puso a protagonizar y dirigir una película que aunque fue reconocida por la crítica no lo fue tanto por el público convirtiéndose en un pequeño fracaso que aunque recuperó la inversión hoy en día prácticamente nadie se acuerda de ella. Beatty reunió a un puñado de actores como Al Pacino (inconmensurable en su papel de Caprice), James Caan, Dustin Hoffman, William Forsythe y Paul Sorvino como los malos de la película, con sus trajes colorines y sus rostros caricaturescos irreconocibles (que le otorgaron el mencionado oscar de maquillaje). Reunió todo lo que le gustaba del cómic y dio vida también a una ciudad luminosa y con personalidad propia.

Las actuaciones por lo general están logradísimas, haciendo gala de unos gestos exagerados y muy forzados en las peleas (Tracy tumba a tres malos de un puñetazo) que parecen salidos directamente de las viñetas. Casi podríamos decir que esta fue la respuesta de Disney al éxito del Batman de la Warner, aunque perdió la partida.

Sobre el guión no hay mucho que rascar puesto que es la típica historia del policía integro e incorruptible con fuertes valores del honor y la amistad y que cree en la justicia por encima de todas las cosas, peca de una ingenuidad (colocada ahí a propósito) habitual de la época y casi podríamos decir que se trata de una versión para todos los públicos de los Intocables de Elliot Ness.

Tampoco podría dejar de mencionar la increíble banda sonora compuesta por un Danny Elfman que todavía no había caído en la mediocridad absoluta en la que se encuentra actualmente y como último dato comentar que según su director hay una versión extendida con veinte minutos extras pero que no ha sido comercializada.

LO MEJOR: Técnicamente como he dicho es la bomba, los villanos son geniales y el niño tiene un papel que no resulta ni ñoño ni forzado, hay también algunos diálogos delirantes.

LO PEOR: Que Warren Beatty prácticamente se dedica a posar y no actura y queda un poco deslucido frente a sus antagonistas; Por otro lado puede que ese sea el mejor papel en el cine de Madonna, pero eso no significa que lo haga bien, han pasado ya veintidós años y sigo pensando que nunca debería haberse dedicado a actuado.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como adaptación es muy, muy buena. Hay gente que abomina de ella por su estética o cuestiones como la que señalas del puñetazo a tres tios, pero si pillas un cómic de Dick Tracy en sus orígenes (Nada de actualizaciones ni cosas así) te das cuenta de que Beatty capta perfectamente el espíritu de ese y otros tantos de la época. También llama la atención como intenta englobar a todos y cada uno de los grotescos villanos del cómic, en una labor de maquillaje y caracterización excelente.

"Ya podría haber aprendido Frank Miller de Warren Beatty cuando se puso manos a la obra con The Spirit".

Una verdad como un templo.

Yota dijo...

Es que justamente esa es la idea, el traspaso perfecto de la viñeta a la pantalla con todas las dificultades que conlleva el cambio de medio.

Y Warren Beatty lo hace de diez con esta película, dirigiendo con maestría a todos sus interpretes.