miércoles, marzo 14, 2012

GRINDHOUSE PRESENTS: HOBO WITH A SHOTGUN



El pasado fin de semana se celebró en Madrid la novena edición del festival SyFy, esta vez en los céntricos cines de Callao. Como siempre los compromisos musicales me impidieron ir todas las películas que me hubiese gustado y sólo acudí a dos del viernes: Stake Land (de la que hablaré en “Va de Monstruos”) y Hobo With a Shotgun, que es la que nos ocupa ahora.

Para quien no lo sepa Hobo With a Shotgun es una producción canadiense rodaba en 2011 y que no ha llegado todavía a España y empiezo a dudar que algún día llegué o si lo hace como mucho será en DVD, pero en fin amigos, así son las distribuidoras españolas…

La película fue rodada a raíz de un trailer viral estrenado junto a la película Deathproof de Grindhouse dirigida por Quentin Tarantino, lo mismo pasó un año antes con Machete, aunque la cinta protagonizada por Danny Trejo tuvo mucho más éxito y tirón comercial, aunque solo fuese por la cantidad de actores conocidos que intervenían en ella.

Martin, es un vagabundo que llega montado de polizonte en un tren a Hope City, una ciudad corrupta hasta la médula, donde la policía es totalmente ineficaz y que es controlada por un tipejo llamado Drake y los dos descerebrados de sus hijos que se divierten decapitando gente, amputando pies y manos y masacrando según les apetezca. Martin intenta mantenerse al margen e intentar cumplir su sueño que es comprarse un cortacésped en la casa de empeños local (bizarro no, lo siguiente). Hasta que por una coincidencia se ve obligado a intervenir en un altercado y se convierte en el nuevo vigilante de la ciudad reventando cabezas con su recortada.

El actor que da vida a Hobo es Rutger Hauer, mítico interprete de los ochenta con más de cincuenta películas en su haber, once de las cuales fueron rodadas el año pasado, así que el tío está con de vuelta con fuerza en la serie B. Su actuación es brillante y el final de la cinta el más apropiado dada la evolución de la misma, pero solo por algunos diálogos ya merece la pena como el monólogo que suelta sobre los peligros de abrazar a un oso pardo o su obsesión con que la puta de la película debería ser maestra de escuela.

Al igual que otras películas del género. Hobo With a Shotgun es un homenaje al cine cutre y de evasión de los años ochenta. Rodada o publicitada en Technicolor, llena de colores estridentes y chillones, muchos tacos, violencia gratuita y unas dosis de vísceras y sangre que hace que prácticamente sea una película gore, tetas, tacos, frases lapidarias y molonas y toneladas de humor negro son las claves de esta cinta.

Amén de esos personajes que son “La Peste”, de lo más cafre que he visto en mucho tiempo. La cinta en ningún momento se toma en serio a si misma y esta es su mayor virtud porque si no no se explica que escenas tan aberrantes como un tipo vestido de papá Noel persiguiendo a unos niños o un loco que sube con un lanzallamas a un autobús escolar logren sacar las risas de todo el respetable.

NOTA: 8/10

4 comentarios:

Jerusalem dijo...

Yo la vi en verano en una sesión de cine triple junto a las dos de Grindhouse y sali con la cabeza como un bombo de tanta violencia. Mucha violencia gratuita, no me acabó de gustar.

Yota dijo...

gracias por el comentario!

HOmbre... es que esa sobredosis.... puede ser mucho incluso para mi.

Yo me lo pasé teta, aunque muchas cosas son puestas porque si la verdad, jejej

Mike Lee dijo...

Muy divertida, no se toma en seria a sí misma y entretiene de principio a fin con el gran Rutger de protagonista.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por el comentario!

Pues cierto Mike, esta película es para lo que es, a mi además me apetece tanto ver cine clásico de Rutger Hauer que tengo preparadas para disfrutar Carretera al Infierno y Los Señores del Acero, ya os contaré.