jueves, mayo 24, 2012

AMERICAN PIE: EL REENCUENTRO


Cuando me enteré en diciembre de la existencia de una nueva entrega de American Pie, inmediatamente se convirtió en una de mis apuestas para éste 2012, no se, había algo en el rollito de que se volvieran a juntar todos los protagonistas que me daba buenas sensaciones, las suficientes como para que me hicieran olvidar la pésima tercera parte donde ni siquiera estuvieron todos los personajes, únicamente Jim y Michelle y Stifler, Kevin y Finch, ni rastro de Oz ni del resto de chicas, con Reunión no ha pasado lo mismo y de hecho hay bromas y chistes sobre que algunos no estuvieran en la “boda”.

Como muchos sabréis no soy especialmente fan de las comedias ya sean series o películas, pero American Pie me pilló en la misma fase que a sus protagonistas: acabando el instituto (y ya me habría gustado a mi que mi graduación fuera como la de estos chicos) hace trece años, y como se constata desde el primer fotograma, el tiempo para para todos y las inquietudes de la adolescencia pasan ha convertirse en problemas de comunicación sexual con la pareja, problemas de identidad, problemas en el curro…

Me ha sorprendido encontrarme con una película más “seria” (léanse bien esas comillas por favor) de lo que esperaba que gira todo el rato sobre un tema bastante recurrente en este tipo de películas: el síndrome de Peter Pan y la crisis de identidad de los treinta años. Todo aderezado con las situaciones absurdas, borracheras, desnudos gratuitos y escatología variada, por supuesto Jim sufrirá cierto incidente en sus partes más queridas.

Esto que comento sobre el cambio generacional se ve en numerosos ejemplos como cuando la pandilla protagonista se indigna al ver el comportamiento de los adolescentes actuales, o el hecho de que la no existencia de móviles hace unos años podía venir bien según que casos, pero lo mejor es cuando la niña de la que cuidaba Jim en el instituto se pone como loca a cantar la canción Wannabe de Spice Girls y se refiere a ella como “rock clásico”.

El filme busca de manera clara el auto-homenaje y la conexión emocional facilona con los personajes y más o menos lo logra. De todas formas todo esto es secundario, la película tiene situaciones cómicas y coñas para aburrir, es muy divertida y tiene escenas que provocarán hasta lágrimas de risa como el baile de Oz en “Famosos que Bailan” o la sucesión de cameos en la reunión final, porque en esta cuarta entrega de American Pie (no contamos las producciones que fueron directas a DVD) salen absolutamente todos los personajes que han tenido algún protagonismo destacable en la saga.

Yo me lo he pasado en grande, me ha dado exactamente lo que esperaba.
NOTA: 7/10

PD: Hay escena tras los créditos.

4 comentarios:

Kikedck dijo...

Graciosa y entretenida aunque te puede un poco la nostalgia con la nota, no?

Drabstor dijo...

me reí mucho viéndola, es un homenaje a la trilogía original observando guiños y apariciones de los clásico personajes, en especial me encantó el Sherminator XD
Y como buena peli de American Pie Jim tenía que tener un incidente en sus partes jaja, en la primera fue sorprendido con la tarta, en la segunda tenemos el superglue, en la tercera el rasurado y ahora la tapa de cacerola jaja
y lo de las spice girls como rock clasico me mató xD xD

Anónimo dijo...

a ver si la veo, pero me recuerda a que nos hacemos mayores.. como con Clerks II..

Yota dijo...

Gracias por los comentarios.

Kike: Pues es posible, no te lo voy a negar, pero es que las dos primeras me gustan mucho la verdad.

Drabstor: Ese punto fue lo más, lo triste es que conozco críos que dicen lo mismo.

Anónimo: Sipe, la sensación es muy similar...