miércoles, mayo 09, 2012

VA DE MONSTRUOS IV: El Terror No Tiene Forma (1988)



Buenas noches! Bienvenidos a una entrega más de Va de Monstruos, sección temática sobre todo tipo de bichos que de momento no ha calado mucho entre vosotros, pero confío en que poco a poco y con algunas cosas que tengo preparadas os acabe molando. Tal y como comenté en las entregas pares hablaremos de películas, para esta cuarta ocasión vamos con un remake de una cinta clásica de Ciencia Ficción: El Terror No tiene Forma, versión ochentera del clásico de los cincuenta “La Masa Devoradora” que contó con Steve McQueen en su reparto.

FORMATO: Película de 1988 de 92 minutos de duración, dirigida por Chuck Russell, realizador todoterreno que se ha encargado de títulos tan variopintos como Eraser, La Máscara, El Rey Escorpión o Pesadilla en Elm Street III.

BICHO PROTAGONISTA: Una masa viscosa de color rosa (demasiado parecida al blandiblú tan de moda en aquellos años) que devora todo lo que pilla y crece en consecuencia, asimila a sus víctimas de diversas maneras ya sea devorándolos desde dentro, poco a poco, licuando sus órganos internos y huesos… también puede generar una serie de zarcillos con los que llegar a todas partes y que le sirven para atrapar a sus presas.

COMENTARIO: Indispensable cinta del género de los años ochenta que poco o nada tiene que envidiar de su predecesora. Quienes os acerquéis a verla tened muy clara una cosa: es una película sincera, va de lo que va, un buen día un meteorito se estrella cerca de un idílico pueblo americano y de él surge una criatura desconocida (tal vez impresione más precisamente por eso, porque su “indefinida forma” crea un desconcierto aún mayor) que se va zampando todo lo que pilla. Punto.

Cabe destacar el ritmo frenético de los acontecimientos y que la criatura va al grano, no se deja espacio para el desarrollo de los personajes y ni falta que hace porque la película no va de eso. Entre el elenco protagonista tenemos a un joven Kevin Dillon haciendo de macarra y a Shawne Smith que años más tarde interpretaría a Amanda en la saga Saw. Por último hay un cameo de Erika Eleniak todavía sin enseñar las tetas, pero algo insinúa ya, para quien no la conozca decir que la buena muchacha se pasó casi todos los noventa enseñando el potorro en Playboy.

Una película divertida sobre todo porque no se toma en serio a si misma y que os hará pasar un buen rato en especial a aquellos amantes y seguidores del cine cafre lleno de mal gusto, sangre y casquería y es que aquí no es escapa y cualquiera puede ser devorado. El Terror No Tiene Forma fue además una de las primeras películas en mostrar de manera explícita la muerte de un niño.

Una sucesión de efectistas tópicos llevados con muy buen oficio obra y gracia del buen hacer de su director que escribió el guion mano a mano con el mismísimo Frank Darabont. Cabe destacar que el jefe de efectos especiales Tony Gardner fue investigado por el FBI debido a lo “realista” de algunas de las secuencias más gore, en concreto se comprobó si no había usado vagabundos para crear los momentos más truculentos del filme.

El final además, como buena película de serie B deja abierta la posibilidad de continuar, cosa que no ha sucedido por el momento.

EL MOMENTO: Cuando todo el mundo está en el cine y la criatura irrumpe de golpe dando lugar a una masacre de las guapas.

LO MEJOR: Su absoluta falta de pretensiones, los geniales efectos especiales muy currados en su momento y el giro de guion sobre el origen de la Masa Devoradora, fruto del tiempo en que se filmó y siempre con el telón de la Guerra Fría de fondo.

LO PEOR: Que ese giro que comento más arriba no se desarrollase más, aunque bien es cierto que esa no fue la idea en ningún momento.

2 comentarios:

Natán dijo...

Me encanta esta película, de mis preferidas del terror ochentero. Y los efectos como dices logradísimos, alguna de las muertes da bastante grimilla.

Yota dijo...

Gracias por el coment, es que en los ochenta sabían dar asco como pocas veces se habrá visto en la historia del cine.