martes, septiembre 18, 2012

ASTONISHING X-MEN: EXALTADO.



La verdad es que lo que voy a decir probablemente sea totalmente impopular pero personalmente yo he comenzado a disfrutar de la cabecera de Astonishing X-Men a partir de la marcha de Joss Whedon. No me acabó de cuajar, aunque es cierto que gracias a él tenemos al Cíclope cañero protagonista de esta historia.

Exaltado, es una historia con truco, porque realmente se trata del arco argumental de presentación de una nueva cabecera llamada X-Treme X-Men, que nada tendrá que ver con la cabecera de hace doce años de Claremont y Larroca. X-Treme X-Men nacerá directamente de las consecuencias del argumento que aquí se presenta y no digo más.

Todo comienza con Cíclope un tanto mosqueado, dolido y sobre todo taciturno debido a lo acontecido durante Cisma donde ha visto como buena parte de los mutantes de Utopía han seguido a Lobezno para que continúe con el sueño de Xavier y reconstruya el instituto Xavier, pero ahora con el nombre de Jean Grey. Cíclope es quien es y hace lo que hace porque está puñeteramente seguro de que sus decisiones son las mejores para los mutis, así de sencillo.

Greg Pack juega muy bien al despiste y hace lo que puede para intentar mantener el suspense en la trama, pero entre que la información por Internet vuela y que Marvel no tardó en anunciar la cabecera anunciada arriba el pastel rápidamente quedó destapado y amigos aquí llegan de nuevo las realidades alternativas. Tema que no ha sido ajeno a Astonishing porque durante la más que recomendable etapa de Warren Ellis todo el rollo de las Cajas Fantasmas mareo mucho la perdiz, por cierto que Pack hace los deberes y se sirve de éstas para encajar todo en la continuidad.

El nuevo mundo presentado no deja de ser una distopía más donde todo se ha ido al garete. La última batalla entre Xavier y Magneto, que ganó el primero, se saldó con la destrucción de los polos magnéticos de la Tierra y para mantener una atmosfera medio habitable Xavier, ahora llamado el Salvador, debe alimentar su maquinaria futurista con la energía vital de los mutantes y como su mundo se ha quedado casi sin mutis pues toca asaltar las dimensiones paralelas.

Una historia entretenida y muy dinámica, Pack al menos sabe como no se debe aburrir al lector. Los nuevos personajes son atractivos, tenemos a un Lobezno con huesos forrados de metal celestial, una Emma Frost que proviene de Albion y un Rondador Nocturno adolescente que es fan de los Superhéroes, que no tiene experiencia de campo y que además tiene algún trauma por lo que debió suceder en su dimensión de origen. Estos personajes, una suerte de Exiliados de la nueva década, serán los protas de la mencionada X-Men.

Me ha gustado mucho la resolución de la historia, con un Cíclope acorde a los tiempos que corren y a lo que se ha contado de él desde que Grant Morrison lo puso en orbita. Probablemente no sea lo que todo el mundo esperaba pero a mi me cuadra. Por último mencionar a Mike McKone, dibujante de estilo simple y limpio pero que me encanta, se le echaba de menos.

NOTA: 7/10

No hay comentarios: