sábado, septiembre 01, 2012

LADT7: ALGUNOS MOMENTOS SUELEN SER DELICIOSAMENTE INOLVIDABLES por The Korinthinan.



Hoy tenemos en la celebración de aniversario del blog a The Korinthian, o Javier Cuevas como dicen que se llama en realidad, un gran amigo señor de El Libro del Destino, al que tuve el placer de conocer hace unos cuantos años en Expocómic haciendo cola para una sesión de firmas de Carlos Pacheco. Un tipo la mar de majo, aunque la confusión se adueño de mi al principio, pues primero había pensado que era el participante de un cosplay del año anterior y segundo creía que estaba acompañado de su esposa, ni una cosa ni la otra. Desde entoncés es un fiel amigo, incansable conversador y un amante del arte en todas sus formas de expresión. Y que sean muchos años más Javi!


A lo largo de una vida humana son casi incontables los instantes vividos, entre los que como en casi todo, encontramos una mezcla de momentos grises, oscuros y afortunadamente, absolutamente luminosos.

Por lo general la memoria suele hacer las cosas confusas: mezcla y cambia de lugar o de fecha pequeños detalles, e incluso puede borrar por completo fragmentos enteros, que uno apenas puede recordar aunque alguien cercano que también estuvo allí lo narre de nuevo delante de uno mismo. Pese a todo, esta curiosa mezcla en definitiva nos hace ser quienes somos, con todos nuestros aciertos y un buen montón de defectos, y suele ser nuestra salvación y el mayor de nuestros problemas cuando queremos reconstruirnos a nosotros mismos a través del infinito puzzle de la memoria y los recuerdos.

Recuerdo…recuerdo un viaje que cambió muchas pequeñas cosas (para bien) y que me trajo un buen montón de preciosos y divertidos momentos ya entonces, siendo el germen de muchos otros hasta la actualidad.

Parece que 2008 es una fecha relativamente cercana, y así es. Aun siéndolo, cuatro años dan para muchas cosas…

Con apenas once años -y con ya algunas lecturas entonces no definitivas con unos cuantos tebeos-, la magia de los cómics irrumpió en mi vida y se quedó para siempre.

Tras más de dos décadas de continua imaginación, diversión y entretenimiento, la llama sigue encendida, y esa especial manera de ver la vida y el mundo, de aprender sobre las emociones humanas, de concebir las relaciones y de crecer aprendiendo sobre todo ello con tantas y tan buenas historias ha estado muy relacionada con esa afición que empezó entonces, de manera infantil, sorpresiva, tranquila, aislada y sobre todo, solitaria. Y digo solitaria porque siempre había algún compañero de clase que leía cómics, o con el que comentabas algo, intercambiabas alguno, o incluso realizabas algún fanzine (que llegó a dos entregas y todo y que se vendió por las tiendas especializadas del centro), pero aun así, la mayor parte del tiempo uno disfrutaba de su hobby en la tranquilidad solitaria del hogar, apostado sobre algún sofá cómodo, o simplemente tirado por el suelo al albor de la tenue luz del patio interior de casa, mientras las ancianas vecinas cuidaban con su tradicional, pausada y animada charla de que todo anduviese bien por las entradas cercanas de la vecindad…

Pasaron los años, y pese a los cambios ese cariño y ese respeto por el medio se mantuvo fuerte, variando las preferencias y los gustos, los autores y las historias, sí, pero siempre con uno, acompañando tanto en los buenos como en los menos positivos días.

Luego llegaron los salones de cómics, desde el primer año de su edición del Expocómic madrileño…En sus inicios era un foro estupendo que visitar con uno de aquellos amigos que te acompañan en un momento de la vida y que luego poco a poco se deslizan hacia los extremos, hasta terminar por desaparecer. Un momento para reencontrarse y para compartir inquietudes comunes, disfrutar del ambiente, las novedades, las historias antiguas aún no leídas y conocer a una buena cantidad de autores en persona, que tan presentes habían estado en nuestras vidas desde la distancia…

Con el paso de los años esas visitas se ampliaron a todas las jornadas del salón, y no exclusivamente a un día elegido. A más horas, más tiempo para interactuar con artistas, guionistas, y sobre todo, fans como un mismo, con quieres era muy fácil contactar y charlar puesto que teníamos lugares comunes donde encontrarnos.

Ese fue el inicio de una nueva y bonita etapa. Como se dice en baloncesto: “Una canasta hace feliz a uno. Una asistencia, a dos”. Las alegrías son mayores en compañía, y ese foro in situ era lo mejor del mundo para ser feliz por completo unos cuantos días con colegas y nuevos amigos.

Y volvemos al año 2008…Primer año en que decidí probar en unas Jornadas de Cómic de fuera de mi ciudad natal, con aquellas Jornadas de Avilés de las que tan bien se hablaba y decía desde hacía años, y que no sé muy bien por qué no había aún decidido visitar.

Nos liamos la manta a la cabeza el amigo Fran, el autor de este estupendo blog y yo, y bus mediante llegamos a esa pequeña y animada ciudad de la hermosa Asturias que tanto cariño tiene por la cultura y el noveno arte y que se convierte en capital cultural del cómic (y os puedo asegurar que no soy dado a las exageraciones) por unos días.

Nuevas amistades inolvidables que me han acompañado desde entonces en todo momento (ya sabéis quiénes sois) surgieron de esa decisión y de ese azar del que uno nunca es consciente, y otras se más se estrecharon al máximo.

Y todo a partir de algo tan sencillo como podría pensarse que es compartir una afición sencilla…

Baste decir que aquellas jornadas de Avilés no fueron las últimas (he acudido al resto de ediciones desde entonces) y que la impresión de conocer y reir y compartir con amigos buenos momentos junto a artistas tan cercanos, admirados, sencillos y amables como Steve Dillon, Joe Jusko, Goran Parlov, Chris Weston, Doug Braithwaite o Alan Davis fue sencillamente inolvidable…

Las alegrías en compañía son mayores. Probad, probad…



OTRAS COLABORACIONES

El cómic que vendrá por Tomás Sendarubias.
¿Qué es un Whovian? por Harry.
What IF...? Y si la blogosfera ya no me gustara? por IvánN Díaz.
Rock of Ages por Laura
Christopher Nolan es el Auténtico Ra´s Al Gul por Fran Villalba.
Cómo me enamoré de Firefly por Paco Segado.
To Post Or Not To Post por Oneyros
Televisión Digital por Mike Lee
El Placer de la Relectura por Paco Hernández.
El Lado Oscuro No Es Tan Malo Como Lo Pintan por Thanos Malkav.
Con Lo Que Molaba El Tráiler por Koldo Zerra.





3 comentarios:

Yota dijo...


Gracias por participar Javi!

La verdad es que fue inolvidable, The Dillon´s Cortner, Davis súper simpático, Liam Sharp en plan terror de las nenas. Excelente comida, mucha birra y buenos amigos.

Que pena me da no haber vuelto el año siguiente y por cierto, genial tu comentario sobre el basket!

The Korinthian dijo...

Gracias Yota!!
Pues ya sabes...a reservar el próximo año!!

Yota dijo...


jajaja, todo se andará.