miércoles, septiembre 05, 2012

LADT7: UN TIPO MAJO EL TXE....DIGO YOTA.


Otro tipo majo el Samu. Al que mucho antes de conocerle en persona, gracias a mi gran bocaza en una entrega de premios de Expocómic, ya le seguía en su ecléctico blog Cogito Ergo Samu, antes conocido como el Blog del Niño Guarda, de hecho siempre le estaré agradecido porque gracias a él no llegué tarde a mi primer concierto de Helloween. Desde entonces nos limitamos a una serie de encontronazos en los distintos eventos frikis para destripar el mundillo y darnos cuenta, que salvo en nuestra afición por los juegos clásicos y en que nos gustó mucho la película Cabezas Huecas, no estamos de acuerdo en absolutamente nada. Samu también es uno de los dibujantes más personales y cañeros que conozco además de un gran locutor de radio, circustancia que me sigue demostrando que el mundo es un puto pañuelo pues era el compañero de batalle en las ondas de uno de mis mejores amigos. Desde aquí agradecerle su texto y espero que sigamos muchos más años sin estar de acuerdo en nada.



El bog de Txema es un sitio para treintone/as nostágico/as, es imposible que no os hayáis dado cuenta. Bien por la edad, bien por los temas que trata -aún tocando la actualidad- siempre deja ese poso a recuerdo agradable, a cuando de una forma ingenua disfrutábamos de todas las cosas que suele comentar y reseñar.

Nunca coincido con él en temas cinematográficos, eso es algo que si eres asiduo/a a la página habrás podido comprobar si te pasas por las aportaciones que hacemos lo/as lectore/as en cada post de película chunga que se marca.

Txema tampoco habla mucho de videojuegos, más allá de sus filias con las adaptaciones mostrencas de superhéroes realizadas en los años 90.

Mirar al presente sin olvidar al pasado -mientras esperas con ansia canina el futuro-. Desde hace tiempo podría definir de esta manera el mundo de los videojuegos, el sector tecnológico que le acompaña y los negocios que lo rodean.

Mi relación con ellos siempre ha sido así a la hora ver este sector cultural, no concibo disfrutar de una nueva consola sin que se conozca de dónde viene. No entiendo una novedad apabullante en PC sin tener en mente de donde surge todo ello.

Seguro que si lo redacto con una analogía bastarda de cómics lo dejo más claro: Es imposible pensar en Holy Terror y que NO se nos venga a la cabeza DKR. Pues eso.

Tampoco digo que todo lo nuevo no sea digno frente a lo viejo, no, claro, Eso es una necedad y me la reservo en exclusiva para mi página personal; al igual que esos conocimiento no son necesarios para disfrutar de los nuevos productos (cine, libros, música, cómics, videojuegos); es cierto que para disfrutar de la última película blockbuster con FX mongoloides impresionante no hay por qué conocer a Méliès. Pero sí conocerlo hace de la experiencia algo más rico, emocionante y pedante.

Otra de las razones por mi cabezonería hacia todo lo que mantenga el dicho de que 'todo tiempo pasado siempre fue mejor' tal vez se deba a que durante años llegué tarde a las novedades; y ahora me centro en el tema del que quería hablar y tirar de las orejas a Txema. Me explico: si SNES era la consola de moda, yo acababa de recibir la NES. Cuando PSX lo reventaba costando sus 80.000 ptas yo lograba hacerme con una SNES. Así por siempre mientras la independencia económica y espacial no me permitieron hacer locuras. No hablaremos del drama una vez emancipado/as y viviendo con las parejas respectivas; peor aún si la persona con la que compartes tu vida disfruta coleccionando igual que tú (cine, libros, cómics etc..) Y muchísimo peor si NO las comperte. Un drama espacial, temporal y conyugal sin duda.

Recuerdo que en 1995 me hice con un Spectrum Zx +2 y toneladas de cintas (justo en 2012 me enteré que esta era una versión bastarda de la que reniegan desde Sinclair). Todo eso anda guardado y destrozado, seguro. Si parezco ahora en casa un un cacharro así todo el amor que pueda haber en el hogar se disipa por culpa de este síndrome de diógenes malnacido que tenemos lo/as coleccionistas.

Ojalá lo/as crío/as de entonces hubiésemos tenido la oportunidad que empezaron a brindar por aquellos años los primeros emuladores, y no digamos ya la comunidad de que trabaja creando ports y adaptaciones para consolas actuales. Desde luego, el problema de espacio/dinero habría estado resuelto, aunque puede que el cariño por el objeto en sí no lo hubiéramos conocido. A esta idea le sigo dando vueltas a día de hoy, os lo confieso.

He adorado la emulación desde que acabando los 90 me descubrieron ese mundo infinito de subtitulados colaborativos, ports de roms japonesas que funcionaban en PCs y juegos que nunca habían salido de oriente siendo jugados en ordenadores. Me impactó ver funcionar por primera vez juegos de rol que no habían llegado nunca a España en inglés aceptable o, lo que era mejor, en castellano adolescente.

Extraño que Txema no haya comentado en alguno de sus post las posibilidades que desde las actuales consolas se nos brinda a la hora de tunear el software y poder jugar con emuladores a nuestros juegos favoritos.

También me da un poco de rabia que después de haberse hecho con una Dingoo no haya dejado ni una mísera reseña hacia esa consola portátil (y eso que hablamos largo y tendido en privado sobre las maravillas de dicho cacharro chinaca)

Y de ahí este texto nostálgico y que aunque haya podido parecer cabroncete, está repleto ¡en serio! de cariño hacia el autor de esta página y a los contenidos que trata.

Si hiciésemos una encuesta seguro que casi nadie querría que Txema hablase de videojuegos viejunos más a menudo, en sus términos y formas, con sus puntuaciones finales y sus frases repletas de subjetividad sincera y directa. Pero HOYGAN, yo comentaría en esos post, y seguro que no coincidiríamos en absoluto. Porque es mucho más divertido comentar en un blog llevando la contraria que dando la razón y solo marcando la muesca de la visita.

Felices entretenimientos, largos post y maravillosa parroquia la de LOS ARCHIVOS DE TYPHARES.


OTRAS COLABORACIONES

El cómic que vendrá por Tomás Sendarubias.
¿Qué es un Whovian? por Harry.
What IF...? Y si la blogosfera ya no me gustara? por IvánN Díaz.
Rock of Ages por Laura
Christopher Nolan es el Auténtico Ra´s Al Gul por Fran Villalba.
Cómo me enamoré de Firefly por Paco Segado.
To Post Or Not To Post por Oneyros
Televisión Digital por Mike Lee
El Placer de la Relectura por Paco Hernández.
El Lado Oscuro No Es Tan Malo Como Lo Pintan por Thanos Malkav.
Con Lo Que Molaba El Tráiler por Koldo Zerra.
Algunos Momentos Suelen Ser Deliciosamente Inolvidables por The Korinthian.
The Last Story por Arkano.
Desfase Paterno-Freak por Nacho Skellington.
Ya No Compro Cómics por Natán.








5 comentarios:

Yota dijo...


Muchas gracias por el post colega. Yo también tengo saltos en mi trayectoría, pillé la Super Nes cuando ya se veía en el horizonte la PSX y luego no tuve consola hasta la Play 2...

Ahora voy con la Xbox a muerte, pero sigo comprando cartuchos de Megadrive, Game Boy, Nes....

Sobre la Dingoo, en breve ;)

Natán dijo...

Me siento identificado con lo de las consolas, es lo que tiene nacer pobre XD Así que mis amigos tenían que sufrir mis gorroneos.

Mi primera Game Boy me la he comprado con 30 años, no te digo más...

Paco Segado dijo...

Los mejores momentos de mi niñez están ligados a un Spectrum. Los mejores momentos de mi preadolescencia, a una Megadrive. Y aunque acumulo (sin orden ninguno) Roms y emuladores en mi disco duro, a la experiencia le falta mucho para recrear esas sensaciones de tacto del plástico duro del Spectrum, esos mandos antiergonómicos de la Megadrive, ese conectar el cacharro a la televisión (de tubo, por supuesto)... Y, por supuesto, la sensación de cargar un juego en casette y cruzando los dedos para que la carga no fallase en el último minuto y apareciese el fatídico "Load error"...

¿Qué he querido decir con este comentario? No lo sé. Mi razón se ha echado a un lado y la nostalgia ha tomado el control por un momento :)

Samu dijo...

load "" enter

Yota dijo...


Natán: Juas, eso si que es retro. A mi la verdad es que las portatiles nunca me han ido, de la Game Boy voy pillando juegos, pero sólo los de Marvel.

Paco: Y esas tetas pixeladas del Cobra Misión, que?