sábado, septiembre 29, 2012

TOTAL RECALL: ASÍ EN INGLÉS, PARA DIFERENCIARLA DE LA ORIGINAL.

 
 

El mundo del cine está falto de ideas desde hace años. Esto de por si es malo pero no catastrófico, quiero decir que dentro de lo que cabe es algo lógico porque a estas alturas de la vida ya todo está inventado pero la verdad es que yo también soy de los que se llevó las manos a la cabeza cuando se anunció el remake de Desafío Total, una de las mejores películas de los 80 así como de su director Paul Verhooven, del chuache y cuya banda sonora es poco menos que mítica gracias a los partidos de fútbol del plus XD.

Pero bueno no os preocupéis que lo peor está por llegar, un remake igual de innecesario de Robocop, otros planeados como los de León el Profesional o el Quinto Elemento, nuevas versiones del Cuervo o el reboot de La Momia, joder si esta última es una saga que nació en el año 99… no toquéis tanto los huevos los de Hollywood plis.

Y ahora la auto-hostia, porque soy culpable como la masa que gusta de ir al cine de acabar pasando por caja con todo tipo de mierdas, pero oigan, resulta que con esta película me lo he pasado en grande. No está ni mucho menos a la altura de la original ni en argumento, ni contenido, ni en épica. Casi parece que Len Wiseman se ha dedicado a copiar más el montaje y dirección artística (así como el ritmo y ambientación) de la adaptación del también relato de Philip K. Dick, Minority Report, filme dirigido por Spielberg a principios de siglo y que para mi es la última gran película del Rey Midas de Jolibú.

Aquí no hay marte que valga, el mundo donde se desarrolla la película es un planeta tierra inhabitable de finales del siglo XXI donde sólo hay dos territorios civilizados. La alianza inglesa que ocupa las islas británicas y Francia, España y Portugal y Australia que es usado de colonia para la mano de obra explotada, pasan de un lado a otro del mundo con lo que llaman la catarata, que es un tren de alta velocidad que literalmente atraviesa el Planeta por su propio núcleo, que ahora me entero que es ingrávido. Lo cierto es que al menos es original.

La película va muy al grano y el personaje de Douglas Quaid rápidamente se cansa de su rutina se va Recall y allí mismo empieza el sarao. No hay lugar al aburrimiento, y lo cierto es que tanto Collin Farrell como Jessica Biel y Kate Beckinsale están muy logrados en sus roles de acción, en especial las chicas, cuyas peleas de gatas son un gustazo. Hay de todos, peleas (con coreografías muy logradas y claritas), persecuciones por ascensores, de coches, carreras a todo trapo, tiroteos, robots, explosiones… entretenimiento para masas, si, pero muy conseguido.

Debo coincidir con Samu que todo el tema de la dualidad de Douglas Quaid sobre su verdadera identidad, sobre su papel con los rebeldes (tampoco hay ni rastro de mutantes) o sobre sus verdaderas intenciones. Con esto se les ha ido un poco la mano y le resta algunos enteros al resultado final, pero si salvamos este fallo garrafal de guion tenemos como resultado una muy buena película de acción.

NOTA: 6/10

PD: Sale la tía con tres tetas, sólo por eso merece la pena ir al cine.

No hay comentarios: