sábado, septiembre 15, 2012

TRUE BLOOD T.1 Tetas Sureñas, Vampiros Sureños.



Y vamos con otra serie que he empezado y que me había dejado en el tintero hasta ahora: “True Blood”, producción auspiciada por la HBO que acaba de finalizar su quinta temporada en Estados Unidos, vale que son cortitas de 12 y 13 episodios como suele ser habitual en la cadena, pero en los tiempos que corren es todo un logro la verdad.

True Blood es la traslación de las novelas homónimas de Charlaine Harris a la pequeña pantalla, para llevar a cabo dicha tarea el escogido ha sido el gran Alan Ball, responsable de esa pequeña joya que fue “A Dos Metros Bajo Tierra” (próximamente por aquí).

Para quien no lo sepa, la serie está centrada en una pequeña localidad de la sureña Luisana llamada Bon Temps, un pequeño pueblo con su Sheriff y su ayudante, su comité, su iglesia tradicional y el bar de moda donde se reúne todo el mundo. El tema es que en el mundo de True Blood, los vampiros han salido a la… ejem… luz, son legales y tienen derechos, para no asesinar para alimentarse los chinos (quienes si no) han creado una sangre sintética que cumple con los nutrientes básicos.

Una premisa interesante ya solo por lo original y por los enfrentamientos y debates que se originan sobre los derechos de estas criaturas de la noche. Sin embargo la protagonista absoluta es Sookie Stackhouse (Anna Pakin, nuestra Pícara de X-Men) una humana muy particular incapaz de mantener una relación con un hombre debido a que tiene el poder de leer la mente…a los humanos. Y aquí entra Bill Compton, el primer vampiro que llega a Bon Temps y que rápidamente siente una atracción por Sookie, y sobre dicha atracción girarán las bases de esta primera temporada.

Pero son muchos las tramas y sub-argumentos de esta primera tanda: un asesino en serie que sólo mata mujeres que se hayan follado a vampiros, el misterioso pasado del barman, el alcoholismo y exorcismo de la madre de Tara que es la mejor amiga de Sookie o todo lo relacionado con el que me parece el mejor personaje de True Blood: su hermano Jason y su adicción a la sangre de Vampiro que es como el extasis pero cien veces más fuerte.

De momento sólo hay Vampiros, el mencionado Bill y algunos otros que normalmente estarán en un garito para chupasangres y turistas llamado Fangtasia. A cada cual mejor, muy interesante resulta por cierto lo que se nos cuenta sobre la jerarquía de los Vampiros. Sus líderes regionales, su estructura social y sus reglas sobre la posesión de humanos y la no agresión a otros de su raza. Como he dicho de momento sólo vampiros pero a buen seguro que habrá más.

Dejo para el final que la serie se hizo especialmente celebre debido a que es puramente para adultos, las escenas de sexo tan explícitas o más que en Juego de Tronos y la sangre salta a borbotones con toda naturalidad, nadie se libra de salir en pelotas y la primera es Anna Paquin… donde habrá quedado la niña de El Piano… eso fue lo que dijo mi padre.

Muy recomendable y adictiva con personajes carismáticos y un desarrollo de esos de los que puedes esperar cualquier cosa. Por cierto que hay muchas historias y personajes añadidos que no aparecen en el libro original pero que lo único que hacen es enriquecer un poco la población de Bon Temps.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

IvánN Díaz dijo...

Grandiosa serie. He visto 3 temporadas. A ver si me veo las dos siguientes este otoño.

Miguel Angel Cabrera dijo...

Yo no habia visto nada, y a raiz de la entrada me he buscado la 1ª T y la llevo 5 capitulos. Me esta gustando mucho. De momento muy bien, veremos como avanza.

;)