jueves, octubre 04, 2012

LA MAGIA DE DON BLUTH

 

Como muchos ya sabéis soy un fanático de los videojuegos clásicos y el otro día me dio por buscar para Super Nintendo dos grandes juegos como son Space Ace y Dragon´s Lair pero finalmente no compré ninguno porque no los encontré al precio que estoy dispuesto a pagar. El caso es que estos dos cartuchos tienen un denominador común: Don Bluth.

¿Qué quién es Don Bluth? Pues aunque no sea tan famoso como otros especialistas en materia de animación. Don Bluth es uno de los mayores talentos que tiene la industria desde hace décadas. Este genio nacido en 1937 comenzó trabajando para Disney en la película de Cenicienta, pero sus mejores contribuciones  fueron en  otras como El Libro de la Selva, Robin Hood o Los Rescatadores (la primera parte, no la de Cangurolandia).


A finales de los años setenta fundó su propio estudio y durante la mágica década de los ochenta se estrenaron algunas películas que personalmente para mi son dos clásicos de mi infancia que sigo disfrutando hoy en día y que en su momento pude ver en la salas de cine, eran los tiempos donde la animación se hacía pensando en todo el mundo no sólo en los críos, y no me matéis diciendo que ahora también porque Pixar no es otra cosa que una fábrica de películas para críos y para los que fuimos críos hace veinte años.


Algunas de las películas a las que me refiero son la primera entrega de la saga “En Busca del Valle Encantado” y “Fievel, un Nuevo Mundo” (con una excepcional banda sonora de James Horner). Películas duras que tienen el denominador común de ser bastante tristes y crueles y donde el protagonista debe enfrentarse a una vida sin sus padres. Por no hablar de otra producción del 89, Todos los Perros Van Al Cielo, tristemente desapercibida en su momento. En estas películas se puede apreciar un gusto por los tonos pastel y una paleta de color algo oscura para ser películas de animación. Su última película ha sido la también recomendable Titan A.E.


No puedo terminar sin volver a hacer referencia al dato con el que abría este post, su contribución al mundo de los videojuegos. A principios de los ochenta, Don Bluth revolucionó la industria de los salones arcade con Dragon´s Lair, una auténtica película de dibujos interactiva, pues la placa base utilizaba pre-grabaciones en láser disc, es cierto que tanto éste como Space Ace podían ser tildados de aburridos pues en sus versiones domésticas normalmente la acción se limitaba a pulsar el botón adecuado en el momento adecuado, todo un precedente para los Quick Time Events actuales.


Si bien las versiones mencionadas antes de Super Nintendo eran una pasada, juegos de acción y plataformas verdaderamente coloristas y divertidos. Su popularidad fue tal que en la década pasada incluso tuvieron adaptaciones al cómic por parte de Crossgen y aquí en España la de Dragon´s Lair fue editada por Norma Editorial en los primeros números de su colección Alquimia.

No hay comentarios: