lunes, octubre 01, 2012

THE PUNISHER: EL INVIERNO MUERTO

 

Mira que me gusta Punisher, y mira que Marvel le hace putadas. Primero lo saca de la continuidad para darle una colección en la línea Max fuera de continuidad, cosa que me jode muchísimo, seguí su etapa hasta el tercer volumen y como eran aventuras insulsas y daba igual el orden en que las leyeses, me baje del carro. La serie regular de Matt Fraction fue una cacota y la de Rick Remender sin ser una obra de arte al menos fue muy divertida y bizarra.

Así que cuando han anunciado una nueva serie regular, en la continuidad tradicional y guionizada por Greg Rucka, no sabía muy bien que pensar. Porque aunque Rucka es un guionista de cojones, sus tebeos en Marvel han sido bastante malillos… sus etapas de Lobezno y Elektra…uff. Entonces, una vez sufrido el ataque a mano armada que ha sido pagar los veinte pavos a Panini he de decir que la serie mola, pero no es la rehostia que pintan todos.

Todo comienza con una boda que sale mal, curiosamente igual que en Daredevil aunque ahí con menos sangre claro, donde hay un montón de muertos, sólo sobrevive la novia y los motivos claro está no están del todo cristalinos. A esto le sumamos un nuevo elenco de personajes secundarios que no trascenderán más allá de la etapa de Rucka con El Castigador. Tenemos un nuevo grupo de “malos” que ven forzosa una alianza para enfrentarse al mal común que supone el tipo de la calavera en el pecho, hay también una pareja de detectives que juzguen ustedes mismos pero son clavados a Morgan Freeman y Brad Pitt en Seven.


El cómic apenas tiene conexiones con el resto del Universo Marvel, salvo por la aparición del nuevo buitre (donde Rucka demuestra que suda por completo de la continuidad establecida, y su editor más), la ambientación es una mezcla del noir de baratillo y las películas de serie b de acción de los últimos años que suelen estar protagonizadas por Jason Stathan o Mark Whalberg.

El tomo mola, es entretenido, divierte, pero se lee con una rapidez insultante porque las frases que dice Punisher son contadas y cabrían en una puta servilleta de bar, y no estoy exagerando, creo que querían batir el record de registros a la baja del Chuache en Terminator 2. Lo mejor de la historia, es la especie de sidekick de Punisher de cara al futuro (repito, que ya tiene fecha de caducidad) y luego claro la acción, que Punisher se las apaña con todo tipo de armamento y de tácticas para liquidar a todo dios que se le pone por delante.

Pero lo mejor, pero mejor mejor con diferencia, es el dibujo de Marko Checchetto, un dibujante que me hace preguntarme ¿dónde coño ha estado todos estos años? Porque es de lo mejor que he visto nunca, aunque no me acabe de cuajar el pelo pincho de Castle, como narra este puto crak en serio, ya sean escenas frenéticas donde te enteras de todo y donde además se molesta en dibujar casquillos y cosas así que le dan un aspecto más realista. Quiero a este dibujante en el Capitán América o en Vengadores Secretos YA!

NOTA: 6/10




PD: Nos ha salido cinéfilo Greg Rucka, puesto que se marca una escena en el bar “La Teta Enroscada” venga… quien no se acuerda de Abierto Hasta el Amanecer.






1 comentario:

Miguel Angel Cabrera dijo...

Te has adelantado a mi reseña. Yo lo lei ayer, y en gran parte estoy de acuerdo contigo. Solo que a mi la etapa MAX de ENNIS me parece la Rehostia padre, ¿ te refieres a esa etapa con eso de "historias insulsas"? lo mismo no te he entendido bien...

un poco flojillo si es el trabajo de Rucka aqui, aunque no suspende.