sábado, octubre 27, 2012

VELOCITY. Volviendo al Universo Top Cow.



Debe hacer casi una década de la última vez que me acerque a cualquiera de los universos superheroicos de Wildstorm o Top Cow (The Authority y Planetary no cuentan) así que estoy bastante oxidado en lo que son estos personajes. Recientemente mi buen amigo Oneyros me ha prestado esta limited de Velocity a la que recuerdo precisamente por eso, por correr mucho, por ser miembro de Cyberforce y porque por alguna estantería debe rondar otra limited pasada suya con guiones nada menos que de Kurt Busiek.

Recuerdo que Cyberforce eran una panda de humanos mejorados, ejem “cibernéticamente” que peleaban contra el mal y tal, estaba Ripclaw que parecía primo lejano de Lobo, Ballistic que era hermana de Velocity y algún otro. Los había creado Marc Silvestri (que se ve que le moló dibujar ciborgs en la saga de los Cosechadores de la Patrulla X en Australia) como parte del éxodo noventero de Marvel y la posterior fundación de Image Cómics. Pues de aquello no se como sigue el tema de la continuidad, porque creo que han sido reboteados un par de veces como poco y ahora incluso están en medio de un relanzamiento con crownfunding.

El caso es que me lo he pasado muy bien con estos cuatro numeritos. Escritos por Ron Marz, guionista de largo recorrido que según he podido investigar es responsable del auge del universo Top Cow sobre todo con los personajes de Witchblade y The Darkness, al final van a conseguir que me pique el gusanillo y me ponga a buscar ese material.

La historia es la siguiente. A Velocity, que gracias a Marz conocemos perfectamente aunque no hayamos leído casi nada suyo mediante unos textos y monólogos interiores que nos describen muy bien como es, la inoculan un virus que en una hora la matará y para complicar más la cosa también se lo han inyectado a todos sus compañeros de Cyberforce. La trama se sigue sin problemas salvo algunas alusiones a un grupo llamado Hunter Killer (creo que Waid estuvo metido por ahí) pero se puede disfrutar.

Disfrutar gracias a los geniales dibujos de Kennet Rocaforth, el actual dibujante de Superman, que con una mezcla de estilo que me recuerda a lo mejor de Lienel Francis Yu, Adam Kubert y un poco Alan Davis (pero solo en la narrativa y composición de páginas con esa afición que tiene el maestro inglés de retorcerlo todo) que ha supuesto una agradable sorpresa visual. Hay dobles splash pages llenas de mini viñetas que facilitan la sensación de que la historia va en tiempo real y a toda velocidad, y como este detalle muchos más.

Tan divertida como intrascendente.

NOTA: 8/10

No hay comentarios: