viernes, octubre 26, 2012

VIÑETAS EN MOVIMIENTO IX: The Shadow (1994)


Hola amigos. Ha pasado mucho tiempo desde que se publicó la última entrega de “Viñetas en Movimiento” pero así es este blog, a veces hay mucha frecuencia y a veces no tanta, pero una cosa os digo (aunque tengo la sensación de que nadie me lee T_T) nunca me olvido de las secciones temáticas. Hoy tenemos una adaptación de un personaje, cuyo origen hay que remontarse a los años treinta, pero no debutó en un cómic, sino en seriales radiofónicos. Hoy es el turno de aquel que todo lo sabe, es el turno de “La Sombra”.




¿QUÉ CÓMIC ADAPTA? Pues como he dicho su origen no es un cómic, el personaje de La Sombra fue creado en 1931 por Walter B. Gibson para protagonizar seriales de intriga y misterios en los albores de la época pulp. Pero sin embargo ha gozado de mucha popularidad en el mundo del cómic, en tiras de prensa que se publicaron durante décadas, en diversas series regulares y novelas gráficas en las que destacó el trabajo de Michael Kaluta. Actualmente sus aventuras son publicadas por la editorial Dynamite Entertainment e incluso forma parte de un súper grupo de personajes como el Zorro o el Avispón Verde.

¿DE QUÉ VA? "La Sombra" es un misterioso personaje que posee la facultad de hacerse invisible. Cuando no se encuentra combatiendo el mal, "La Sombra" toma la personalidad de Lamont Cranston, un playboy millonario. En esta aventura, "La Sombra" va a enfrentarse al despiadado Shiwan Khan, descendiente del terrible Genghis Khan. Khan y su secuaz Claymore, planean hacerse con el control de una poderosa y mortífera arma, creada por el profesor Reinhardt Lane. "La Sombra" contará con la ayuda de la encantadora Margo Lane...

OPINIÓN Antes de que DC en el cine se fuera a tomar por culo con el descalabro de Batman y Robin, o de que Marvel empezase a apuntar manera con el estreno de Blade en 1998, a mediados de los noventa se llevaron al cine otros personajes de cómic menores como La Máscara, The Phantom o Juez Dredd, los resultados fueron siempre discretos, al igual que en el caso de la película que nos ocupa The Phantom.

Dirigida por Russell Mulcahy en 1994, este director autor de obras como el primer videoclip en la historia de la MTV o la primera entrega de la saga de los Inmortales. Y con guion del siempre solvente David Koepp, la película fue una apuesta de la Universal que invirtió en ella 40 millones de dólares de la época y reunió a un reparto donde Alec Baldwin interpretada a la Sombra, Pennelope Ann Miller era la dama en apuros, Tim Curry el hombre de negocios despiadado e Ian McKellen el abuelo genio que la lía parda con sus inventos.

EL principal problema que tuvo la película, es que el guion se rescribió continuamente y que el casting no fue nada acertado la verdad. Baldwin es un pedazo de actor, pero no tiene el carisma de un héroe de acción y el físico tampoco ya puestos, he visto la película en V.O. para poder juzgar adecuadamente su interpretación de la Sombra y deja mucho que desear.

La historia no daba para mucho más y aunque pueda parecer simple, no deja de ser un reflejo de las historias a las que homenajeaba, donde el héroe misteriosos debía salvar a la vez a la chica y a la ciudad de una destrucción segura. El villano no quería dinero, ni poder, simplemente quería destruir. Y aunque la escena de la desactivación de la bomba que cae rodando las escaleras (los que la hayan visto sabrán a que me refiero) es de vergüenza ajena. La película divierte y entretiene.

La Sombra es un personaje que queda muy bien en la pantalla grande y tiene unos poderes fáciles y baratos de transportar desde las viñetas o desde la radio, total se funde con las sombras y tiene telepatía. Técnicamente el Nueva York de los años 30 está muy bien reflejado y zonas como Time Square son sorprendentemente reales. No puedo dejar de mencionar la banda sonora de Jerry Goldsmith. Genial como siempre.

EL MOMENTO: La primera aparición de La Sombra en el puente y todo el rollo que se trae de servidumbre con la gente a la que salva.

LO MEJOR: El diseño del personaje y como se mueve su abrigo con el viento como si fuera una capa, la risa de La Sombra en la versión original.

LO PEOR: Tim Curry es esperpéntico, Ian McKellen un payaso y Alec Baldwin ya estaba demasiado gordo para este papel, además de que las escenas de acción están mal narradas y son muy sosas.

1 comentario:

Natán dijo...

Yo te leo! Tengo un vago recuerdo de haber visto esta película en el cine y que en su momento me moló bastante (así que mejor no la revisiono para no llevarme un chasco!)