sábado, noviembre 10, 2012

DAMAGES: DAÑOS Y PERJUICIOS T.1

 
Recomendada por mi gran amigo Fran Villalba, me he acercado por fin a esta maravillosa serie que es Damages, de momento sólo he visto la primera temporada de 13 capítulos (¿he dicho ya cuanto me gusta este formato para las temporadas televisivas?) y he quedado enganchado a las andanzas del bufete de abogados de Patty Hewes y asociados.

Daños y Perjuicios como se ha llamado la serie en España, es el retorno a la pequeña pantalla de Glenn Close tras su más que satisfactoria estancia en The Shield. Ambas series emitidas por la cadena FX en Estados Unidos. No se muy bien como afrontar esta reseña porque lo último que quiero es soltar algún spoiler, y no lo haré, así que tranquilos que si alguien lee esto (espero que si) lo puede hacer sin miedo.

Lo primero que tengo que decir es que Glenn Close está absolutamente maravillosa, una abogada sin escrúpulos, que hace lo que tiene hacer para ganar los casos, no quebranta la ley pero si la estira y la dobla para que se adecue a sus necesidades. No se puede decir que sea amoral, pero si que muchas veces descoloca con sus comportamientos o decisiones.

El siguiente personaje a destacar es Ellen Parsons, interpretada por Rose Byrne, también magnifica, es una abogada recién titulada que busca trabajo y es contratada por Patty, pero lo que a priori parece ser una simple oferta de empleo puede que obedezca criterios y motivos más oscuros de los que imaginamos, entre ellas habrá diálogos que rozan la perfección por su mordacidad.

Un solo caso. Esta es también la clave de la primera temporada, y demuestra la habilidad de los guionistas para presentarnos a los personajes y hacer que nos interesemos por ellos a la vez que se desarrolla una sola trama, que para la ocasión será una demanda contra el multimillonario Arthur Fromisher (el gran Ted Dadson) al que se le acusa de haber defraudado a todos los empleados de una de sus empresas que tenían acciones suyas.

Puede parecer soso o poco original a priori, pero creedme que para nada, la trama es adsorbente y es una de esas series en las que tienes que estar completamente atento porque es como un gran puzle donde todo acaba encajando a la perfección. Ya os aviso, que las primeras imágenes del primer capítulo pueden descolocar un poco ya que muestran en una situación muy poco favorable a uno de los interpretes principales, pero todo tiene una explicación.

Es posible que los saltos en el tiempo adelante y atrás puedan descolocar un poco, pero te acostumbras enseguida, dadle una oportunidad. Que seguro que no os defrauda.

NOTA: 9/10

2 comentarios:

Daniel Merrick dijo...

La primera temporada me pareció gloriosa, pero todavía no he encontrado hueco para continuar con las siguientes, quizá por las críticas no muy favorables que les han ido dando.

Yota dijo...


Gracias por el coment!

No jodas?, pues yo ya le tengo preparada para ponerme con ella. Supongo que en un par de semanas me pondré al lio.

Ya contaré por aquí