jueves, noviembre 22, 2012

GOTTHARD + UNISONIC. Noche de Calidad Musical en Madrid



El pasado doce de octubre hubo una cita musical muy especial en la capital: el concierto de Gotthard y Unisonic. Especial por ver al nuevo cantante de los suizos en acción y ver que tal se le da el papelón de sustituir a Steve Lee y también especial por Unisonic, el proyecto de Michael Kiske y Kay Hansen, una cita ineludible a la que pude asistir con buena parte de mis amigos, además ser allí la reunión de nuestro particular Big Four, ellos saben quienes son :)

La sala Riviera presentó además una muy buena entrada para la ocasión y es que da gusto estar en concierto con ambientillo pero sin agobios, no habría lleno absoluto, pero cerca estaría. Unisonic era para mi el plato fuerte de la noche, pues aunque Gotthard es una de mis bandas preferidas, siempre he admirado la época de Kiske en Helloween.

Y no defraudaron. Kiske sigue teniendo una voz que ya quisieran para si mismos el ochenta por ciento de los cantantes actuales de heavy metal. Menudo chorro tiene el tío, es curioso que muchísima gente entre el respetable había acudido al bolo por ver a Unisonic y se llevaron a todo el mundo por goleada, tanto Kiske como Hansen, demostraron estar en un gran estado de forma y aunque como Unisonic tienen grandes temas como la canción homónima o King for a Day o Souls Alive, el momento más emotivo sin duda fue cuando sonó “March of Time” o las esperables “I Want Out” y “Future World”.

Y llegamos al cabeza de cartel del conci, con la típica puntualidad de la Riviera, no puedo decir que me defraudasen porque no fue así, pero si que es verdad que esperaba un poquito más, sonaron impecables porque no en vano son grandes músicos, pero le faltó ritmo, tubo muchos bajones de intensidad y el nuevo cantante aún teniendo buen timbre no está ni de coña a la altura de Steve Lee, ni en voz ni en feeling con el público.

El set fue largo, con dieciocho temas, de los cuales fueron los habituales Dream On, Lift It Up, Top of The World, Anytime Anyware o Gone To Far los que más metieron a la gente en concierto. Hubo cierta frialdad en la conexión entre banda y público y no sería porque Gotthard lo intentasen todo, con unos solos muy originales o animando a la gente con los temas nuevos, que todo sea dicho quedan mucho mejor en directo que en el disco. Pero no se, faltó algo.

La sombra de Steve Lee es alargada.

No hay comentarios: