lunes, noviembre 12, 2012

LOBO SOLITARIO DE JOE DEVER.



¿Alguien echaba de menos mis post nostálgicos ochentenos? ¿No? Venga, seguro que alguien si, y si no, pues da igual, es mi post y yo me lo cocino y yo me lo como. El otro día haciendo algo de inventario y colocando los estantes donde tengo los libros de fantasía (tampoco tengo demasiados, siempre me fue más la CIFI) me topé con dos libros de la saga Lobo Solitario, y joder que recuerdos de golpe me vinieron de horas y horas disfrutando de estos libro juegos. Os hablo un poco de ella.

La saga de Lobo Solitario, un monje guerrero que llevaba una túnica con capucha verde, fue creada por Joe Dever, un inglés que se hizo famoso por la curiosa circunstancia de ser el ganador de la primera edición del torneo americano del popular “Dungeons & Dragons”. Escribió una saga de 28 volumenes, de los cuales sólo once fueron editados en España y a día de hoy creo que debe ser entre complicado e imposible encontrarlos. Si alguien está interesado se pueden encontrar fácilmente descargables en Internet.

La historia nos lleva al mundo de Magnamund, donde se libra la típica batalla definitiva entre el bien y el mal, donde el señor de las tinieblas Naar ha derrotado casi por completo a la orden del Kai, a la que pertenece nuestro protagonista. Así que la epopeya nos llevará por todo el mapa, recopilando objetos, experiencia, aliados, conocimientos y todo lo que sea necesario para vencer al final.

Lo que hizo especia a Lobo Solitario fue que la trama continuaba de un libro a otro y aunque podías “jugar” cada libro de manera independiente la gracia era hacerlo en orden porque al comienzo de cada aventura te daba la oportunidad de “importar” los logros del libro anterior y supongo que a medida que la aventura avanzaba debía ser bastante difícil, yo recuerdo que había unos zombis que te lavaban el cerebro que eran especialmente chungos de vencer. Había personajes secundarios que podían aparecer en el primer libro y luego no volver a salir hasta el décimo. Continuidad literaria amigos.

Los elementos roleros eran constantes y abundantes, un árbol de habilidades, distintos niveles, bolsa de oro para comprar objetos, un inventario limitado para que no cargases con cada cosa que te encontrases y un sistema de combate por turnos donde la dosis de azar era bastante importante. Resumiendo, que eran adictivos de cojones.

Investigando por la red he visto que la saga fue un verdadero fenómeno de masas en su momento y que hay todo un culto de aficionados al maravilloso mundo de Magnamund. Dicho mundo fue expandido con un juego de rol convencional y con tres juegos de ordenador, desconozco si están o no editados en España.

Porque ahora mismo carezco del tiempo necesario para ello, que si no… rápido volvía a introducirme en este universo.


6 comentarios:

Lobo de piedra dijo...

La verdad es que no sabia que hubiera un juego de rol. Yo en su momento jugue varias partidas usando las reglas de Rune Quest (si mal no recuerdo con unos Pjs sacados directamente de una de las novelas). Y si, muchos de tus seguidores debemos ser de treinta y muchos y nos mola el rollo ochentero...

Yota dijo...


Gracias por el comentario!

Yo lo descubrí documentandome para el post, que recuerdos el Rune Quest... sobre todo el Juego de NInjas...

Todos tenemos un pasado rolero, me gustaría tener un presente, pero la falta de tiempo...

Jolan dijo...

Una de la principales sagas, sin duda, pero tampoco hay que olvidar los otros librojuegos de la editorial Altea: Lucha-Ficción, La Búsqueda del Grial, Brujos y Guerreros, Crónicas Cretenses. Probablemente Lobo Solitario fuera la mejor de todas, principalmente por lo que comentas de la continuidad y ser todo un antecedente del rol.

Tengo alguno de ellos reseñado en mi blog, por si te sigue la vena nostálgica. Por cierto, no sé si estás al corriente de que una editorial los ha vuelto a poner de moda y acaban de sacar un nuevo librojuego a la venta el mes pasado.

Saludos!

Mavado dijo...

Tenía solo el primero (Huida de la oscuridad), pero ahora tengo un par de ellos más. Y que decir. Pues a mi estas cosas me encantan. Y si, yo echo de menos tus post nostálgicos ochenteros... :P

Yota dijo...


Gracias por los comentarios!

Jolan: De esas sagas me suenan algunas, como Lucha-Ficción... pero hoy en día no me he parado a buscar nada.

Le echaré un vistazo a tu bitacora, y me informaré sobre lo del librojuego, hace unos años se empezó a editar una serie, baratitos, compré el primero y empece a jugar pero a saber donde está.

Mavado: No te preocupes que nostalgía ochentera aún queda a patadas.

Suso Blanco dijo...

Bueno yo estaba muy enganchado y conseguí unos seis o siete mis padres no sabian por que no paraba de pasar las hojas adelante y atrás. ...je je je
Llene muchas horas con esos libros