viernes, noviembre 09, 2012

LOS 4 FANTÁSTICOS: PARA SIEMPRE

Jonathan Hickman nos ha brindado a los aficionados una etapa en la primera familia de Marvel que pasará al recuerdo de todos los que hemos venido disfrutando de su etapa en los últimos casi cuatro años. Han sido decenas de tebeos donde nada se ha dejado al aire, donde cada cabo ha quedado finalmente atado y cerrado. Todo comenzó si cabe con aquella miniserie de “Reinado Oscuro” donde Reed cruzaba aquella suerte de Stargate para conocer a sus contrapartidas.

Desde entonces ha presentado nuevos secundarios, a matado a Johnny Storm y lo ha resucitado, hemos visto viajar  a la primera familia por media galaxia y ha creado la Fundación Futuro. Un legado muy importante que esperemos no sea olvidado o dejado de lado en mucho tiempo.
Familia. 

Esta ha sido la clave de su etapa y el motor fundamental del arco argumental al que me estoy refiriendo donde los 4 Fantásticos han tenido que hacer frente a los Celestiales y esta vez de verdad, no con la farsa de ocho mutantes formando y acojonando a una hueste cósmica que puede rescribir la realidad tal y como se vio en Imposible Patrulla X.

Los Celestiales han llegado y solo los 4 Fantásticos ayudados por elementos de su pasado y de su futuro podrán derrotarlos. Es increíble como Hickman ha desarrollado a todos los personajes. Reed y Sue son los pilares sobre los que funcionan el uno y la otra, Johnny ha madurado y ha sido parte fundamental de la guerra contra los Kree capitaneando su propia oleada de aniquilación. Y Ben, siempre Ben, nuestra adorable cosa de ojos azules ha quedado un poco más desdibujada que el resto… pero poco.

No, no me olvido de Franklin y Valeria. Estos dos mocosos que han crecido, desaparecido de la realidad, vuelto a rejuvenecer, ni John Byrne parecía saber que hacer con los retoños de los Richards. Pues bien, tienen potencial, mucho y Hickman sacándose un par de trucos de la manga ha sabido aprovecharlo dándoles un papel decisivo en la saga.

No quiero decir mucho más porque sería entrar en el escabroso mundo de los spoilers y la serie merece disfrutarse bien, masticando cada frase, cada viñeta, cada detalle aparentemente inocente.

Pocos puzles han sido tan divertidos y satisfactorios como la etapa de Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman… lástima que el baile de dibujantes haya hecho algo de mella en muchos episodios pero desde luego en lo literario no hay nada que objetar.
Chapeau.

NOTA: 9/10

No hay comentarios: