martes, noviembre 20, 2012

UN MUNDO SIN FIN: LA SERIE DE TV





Puede que suene a herejía pero no me gustó la novela de los Pilares de la Tierra, la empecé cuando era pequeño y tuve que dejarla porque me sobrepasaba, hará diez años ya la empecé de  nuevo y la terminé, pero me costó dios y ayuda, no se, no conecté con los personajes ni con la historia. Y hace un lustro llegó la secuela Un Mundo Sin Fin que por supuesto no leí, lo que si he visto han sido las dos teleseries que las adaptan por aquello de hacer un poco de vida familiar.

Así que me he tragado en un par de tacadas los ocho episodios de Un Mundo Sin Fin, serie auspiciada por los hermanos Scott (te echamos de menos Tony) y que adapta la monumental novela en forma de espectacular superproducción televisiva que nada tiene que envidiarle a la películas de Hollywood, a nivel de medios, ambientación, decorados, número de extras.

De nuevo todo vuelve en torno a Kingsbridge, el pueblo donde se construyó la catedral que es el eje de toda la obra de Follet. Destacando cuatro personajes, Ralph, un brabucón y su hermano Merthyn que es mucho más sentado, y las mujeres Gwenda la sajona una ladrona y pícara y Caris, una joven que aprende el arte de la sanación y a la que no faltarán acusaciones de brujería.

El principal problema que le he encontrado a esta adaptación es la narración temporal, como si de la última película del Batman de Nolan se tratase, los saltos en el tiempo son continuos y de un episodio a otro han pasado varios años y los personajes no envejecen lo más mínimo, así que en cuestión de maquillaje “bad, bad…”

Sin embargo, la historia me ha atrapado y quería saber que le pasaba a los personajes en una época tan convulsa como la edad media europea y el conflicto cuasi eterno entre Francia e Inglaterra. Unos años donde casi daba más miedo la Iglesia y la facilidad con que condenaban a  muerte a alguien que cualquier otra cosa, o los estragos de la peste negra de la que nadie parecía poder librarse.

Hay muy buenos momentos y los personajes está bien retratados, como he mencionado, se nota que le han metido pasta al proyecto porque las escenas de batalla son bastante espectaculares para lo que se espera de una serie así y no da la sensación de vacío como por ejemplo pasaba con el Khalashar de Khal Drogo en Juego de Tronos, que se suponía que eran 10.000 jinetes y con suerte tú veías 30.

Sin haber leído la obra original tengo la sensación de que hay más cortes de los que habrían sido aconsejables, pero creo que el libro también se iba por los cerros de Ubeda cosa mala, con toda la historia de Merthyn en Venecia y similar…

No pasará a la historia, pero yo me lo he pasado bien.

NOTA: 6/10

1 comentario:

charlie furilo dijo...

A mi "Los Pilares de la Tierra" me encanto en su momento y su lectura me engancho como pocas, pese al tochazo que es (igual ahora si la releyera me parece una mierda, no lo se). La serie no estuvo mal, entretenida sin mas, pero tampoco para tirar cohetes. La secuela no la leí y la serie tampoco la vi, y tampoco es que me llame mucho la atención, tengo todavía muchas series o temporadas de ellas pendientes de ver que me parecen muuuuucho mas interesantes...

Saludos!!!