domingo, noviembre 25, 2012

VA DE MONSTRUOS VIII: Razorback (1984)


Hola amigos, bienvenidos a una nueva entrega de Va De Monstruos, como es la entrega “par” hoy toca hablar de una película. Antes de entrar en detalles, creo que conviene destacar que Razorback (conocida en España como los Colmillos del Infierno) es con diferencia la peor de todas las películas que he reseñado en mis secciones temáticas, y ya van unas cuantas y algunas muy malas. Bueno que me enrollo, al lío.


FORMATO: Película de 1984, de nacionalidad australiana (un completo furor en aquellos años) que supuso el debut tras las cámaras del cine del también australiano Russell Mulcahy, realizador de videos musicales famoso por haber dirigido a Duran Duran, U2 o especialmente a The Baggles en “Video Kills The Raido Star” que fue el primer clip emitido por la MTV, poco después se haría mundialmente conocido por dirigir “Los Inmortales. No destaco ningún miembro del reparto, porque ninguno merece tal mención.

SINOPSIS: Una especie de cerdo salvaje aterroriza y asesina gente en una aislada ciudad del interior de Australia. La primera víctima resulta ser un niño y después, una periodista americana. Su marido, Carl, quiere averiguar la verdad pero los habitantes de la zona no se muestran muy amistosos. Sólo contará con la ayuda de un cazador y una mujer para encontrar a la bestia.

BICHO PROTAGONISTA: Un cruce entre Jabalí Salvaje y Cerdo que tiene el tamaño de un Rinoceronte, o eso dicen, porque nunca se le ve bien en toda la película y tarda casi una hora en que podamos atisbar algo de él.

OPINIÓN: Al contrario que con otras películas ochenteras, hasta el momento no la había visto aunque recuerdo perfectamente cuando la emitieron en Noche De Lobos y por motivos que no vienen a cuento me quedé con las ganas de ver aquella película… mira que hice bien, por DIO que cosa más mala.

Con un prometedor comienzo, donde el monstruo atraviesa una casa de los desiertos australianos y se lleva por delante una cuna con su correspondiente niño pequeño dentro (rompiendo el tabú de que nunca mueren niños en las películas) luego pasa a ser un despropósito marcado por unos personajes arquetípicos que actúan fatal y que parece una panda de frikis sacada de alguna de las partes de Mad Max.

El problema no es que sea una producción modesta, no todas pueden ser Tiburón (de la cual bebe mucho a la hora de acabar con el monstruo de turno) pero es que no hay suspense, no hay acción, no pasa nada, cuando el monstruo aparece sí, se intuye que es grande y este lanza excavadoras y casetas por los aires, pero no le llegamos a ver bien, tampoco hay el típico ataque a una familia indefensa o a un pueblo, clichés imprescindibles en el cine de bichos y monstruos de finales de los setenta y principios de los ochenta. El resultado son noventa y un minutos de aburrimiento.

LO MEJOR: La fotografía, sin duda este apartado se lleva el premio en Razorback, mostrando los desoladores parajes australianos. También si me apuras se podría destacar la banda sonora de Ivan Davies que aporta algo de tensión en algún momento.

LO PEOR: El resto, con su nula capacidad para asustar o para conectar con los personajes.

EL MOMENTO: El final, cuando termina y te puedes poner a otra cosa.

2 comentarios:

Natán dijo...

La peli será una mierda (no la he visto) pero los carteles molan mil! Unos cuantos picarían en el viedoclub solo por la carátula del VHS

Anónimo dijo...

esta peli me pasé años buscándola, porque recordaba su reseña en el antiguo Creepy, y que coñe, era del director de "Lon Inmortales". hasta que la pude ver....y no veas que decepción, aubque el cartel es cojonudo,cierto, igual que otro espanto de peli con bichos para toda la familia (ARGHH) llamado "Aracñofobia"
Las 2 mejores pelis de bichos:
1) Tiburón, obviamente
2) The Host
Victor Hdez