martes, diciembre 18, 2012

EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO



 
Pues ya se ha estrenado el estreno más esperado del año… para el que sea, para mi fueron Los Vengadores y punto. Tras muchas idas y venidas por fin tenemos una película de El Hobbit, una este año claro, porque han sido unos sobrados y para un libro de 300 páginas nos van a cascar otra trilogía que no creo que tenga ni mucho menos la repercusión y la taquilla que la primera trilogía.

Ha costado mucho ver el Hobbit por Peter Jackson por tema de derechos y tal y lejos queda 1995 cuando se planeaban hacer tres películas, una sobre el Hobbit y dos sobre ESDLA.  De todas formas esto da para un post y es historia para otro día.

He ido al cine con mucha pereza no os voy a engañar, leí el Hobbit hace muchos años y no me entretuvo demasiado, tampoco es que sea un entusiasta de la obra de Tolkien aunque la conozco muy bien y ESDLA lo he leído varias veces, así como muchos cuentos, relatos y libros teóricos sobre este Universo que las cosas como son “CREÓ Y FUNDÓ”.

Lo primero que me gustaría destacar que Peter Jackson y los muchachos de Weta Digital es que han hecho una película preciosa a nivel visual y consigue que la boca se nos quede abiertos no una ni dos ni tres…. Empezando por la bonita comarca (y ese Cameo de Frodo que hace saltar lagrimillas), el feroz Smaug (al que no llegamos a apreciar en su totalidad) destruyendo Erebor o la mágica ciudad elfica de Rivendel. Todo perfecto.

La parcela de libro que ocupa “Un viaje inesperado” está bastante bien adaptada, y contar con tres películas hace que Jackson se recree en muchas escenas como la del festín de los enanos en Bolsón cerrado, Enanos bastante más currados que Gimli (claro que también han pasado diez años) y que protagonizan un buen número de escenas simpáticas.

Pese a ser un cuento para niños, Jackson ha querido dotar de una épica quizás exagerada a las escenas de batalla de la compañía de los Enanos contra los Orcos o los trasgos. Son escenas muy buenas y bien coreografiadas, pero el nivel de destreza que tienen muchos enanos es impropio de hojalateros o jugueteros. No obstante este es un detalle menor.

Otro par de aspectos técnicos a destacar es la más que acertada banda sonora de Howard Shore, lo bien que quedan las canciones en una película que disfrutamos grandes y mayores y la sensacional fotografía de los parajes de Nueva Zelanda elegidos para rodar la saga de Tolkien.

No menciono mucho del reparto, Martin Freeman (el Watson moderno televisivo) está muy logrado en su papel, así como Gandalf al que quizás le pesan los años. Me ha gustado también mucho Hugo Weaving de nuevo como Elrond, aquí bastante más distendido, porque claro todavía no sabe lo que se le viene encima.

Ahora a esperar la segunda parte.

NOTA: 8/10

5 comentarios:

Arkano dijo...

ke pedazo de película, sólo se adaptan cien páginas del hobbit, pero todo lo añadido, lo hace por el bien de la pelicula, porque a thorin habia que darle el trasfondo de guerrero que otros enanos no tienen, la lagrimiya cuando aparece frodo es casi inmediata, así como cuando ves Rivendel, y me parece que la segunda película tendrán una parada en el castillo del nigromante o el rey nazgul, llamadlo como kerais, sólo para establecer la conexión entre saruman y sauron

Jolan dijo...

Seguro que hay mucho añadido que no está implícito en el libro, pero para todos los que nos gusta Tolkien creo que resultará muy disfrutable. Espero un par de fines de semana para que se despejen las salas un poco y me voy a verla!

Tomás Sendarrubias dijo...

Me gustó bastante, pero es cierto que los puñeteros enanos son inmortales. Por cierto, lo de que son hojalateros y tal, es cosa de la peli, en el libro (si mal no recuerdo), son guerreros todos.

Y a mi ver a Frodo me dio acidez de estómago... que es muy pesado.

Anónimo dijo...

acabo de descubrir tu blog, muy lindo te felicito. A mi me encanto la pelicula y salvo por un par de escenas que no me gustaron me parecio muy coherente de principio a fin, realmente se nota el fanatismo de Jackson en estas peliculas !

Paco Segado dijo...

Sufrí y me temí lo peor cuando los enanos empezaron a cantar en la escena del banquete. Me temí que a Peter Jackson le había dado por meter todas las canciones del libro original, aunque luego respiré aliviado : épica, espectacular y muy entretenida. Me ha gustado mucho.