miércoles, diciembre 12, 2012

FALLING SKIES T.2 Cuidado con los Bichos.


Y llegó el día en el que me puedo esperar cualquier cosa de una serie de televisión. Con esta frase podría definir mi relación con Falling Skies. Una de las apuestas más fuertes de la temporada pasada. Estrenada a modo de mid-season en verano contaba con la producción de Steven Spielberg lo que a mi desde hace años sólo me provoca pavor, ya que sin mucho margen de error da igual de que vaya la cosa que el tema familiar y ñoño ocupará toda la trama.

Los diez primeros episodios fueron bastante malos, si bien en ocasiones había destellos de calidad, fue un golpe de guion en los últimos dos capítulos (sobre que los deslizantes en realidad eran tan esclavos como los humanos) lo que me hizo dejar “en reserva” esta segunda temporada. Las críticas fueron en general bastante favorables (sobre todo comparadas con las del debut) así que cuando he tenido un hueco en mi parrilla le he dado una oportunidad.
 
No me he arrepentido lo más mínimo. Es cierto que el toque Spielberg sigue ahí y de cuando en cuando sin venir a cuento el profesor Mason proclama su amor por sus hijos, al menos ahora no lo hace en mitad de una batalla. Y es que ya que hablamos de los hijos. Ahora cada uno tiene un papel bien diferenciable, son personajes que aportan algo a la historia y no una carga.

Esta segunda “season” cuenta también con diez episodios, pero en ellos ocurren muchas cosas. La segunda Mass, encuentra varios emplazamientos, hay mucha más acción y combates con los aliens, lo que denota en un mayor presupuesto y por primera vez parece que hay un plan a seguir, que Falling Skies tiene por fin una dirección.

A muchos la trama les puede recordar a series como V o Galáctica, por aquellos de que podremos ver disensiones en las filas enemigas o “agentes” durmientes. A lo que tenemos que añadir que el contacto con otras células humanas también aumentará y que los creadores no se han andado con mariconadas a la hora de cargarse personajes, muchos de los cuales llevan desde el principio en la serie.

En general gana mucho. Hay más subtramas, más acción, más tensión entre los humanos. Weaver (Bill Paxton) por fin se ha sacado el palo de la escoba del ojal y se comporta como un líder militar y no como un mamón.

Ah! Se me olvidaba, hay cliffhanger final. Muy parecido al de la primera temporada, pero a la inversa. Los que la hayan visto y lo recuerden sabrán por donde pueden ir los tiros.
No me arrepiento de haberme dejado convencer.

NOTA: 7/10

1 comentario:

charlie furilo dijo...

Bueno, pues a mi me has convencido y creo le voy a dar una oportunidad. La primera temporada me pareció flojiíiiiisima y no se me pasaba, ni por asomo, repetir.

Saludos colega!!!