miércoles, diciembre 05, 2012

MANOWAR EN MADRID. A REVENTAR TIMPANOS!



En el mundo del fandom del Metal se me ocurren pocas cosas más jodidas y sufridas que ser fan de Manowar. En serio, yo soy metalero de pro, pero nada que ver si me comparan con algunos de mis amigos, he visto a Manowar cuatro veces con esta que nos ocupa y de momento ¡ninguna me sobra! Si bien es cierto que la de este año 2012 ha sido la más floja de todas.

Pero bueno, al menos los pude ver porque os cuento. El concierto fue un domingo en la Riviera, y el viernes anterior en el mismo sitio durante el concierto de Gotthar comenzó a circular el rumor de que Dimagio y los suyos habían cancelado el bolo del sábado de Barcelona y el de Madrid del domingo. Que si era un problema logístico irresoluble, que si era una movida de la promotora.

Yo siempre he sospechado que era cosa de la venta de entradas, en Madrid de hecho la cosa fue flojita con media entrada, pero como he dicho, al menos al final salieron a tocar, sin telonero eso si, y además para compensar por las “molestias” de los rumores, con un set más largo de lo que estaban tocando en esa gira.

Si tengo que elegir una palabra para describir a la banda en directo es sin duda: Potencia, son unos verdaderos animales, durante este bolo estaba bastante cerca del escenario y pagué bastante cara la osadía. Salieron a por todas y tras escuchar un par de los temas el problema por el que casi suspenden los conciertos parecía claro: la voz de Eric Adams. Sigue teniendo un vozarrón pero se le notaba algo cascado y le costaba llegar a algunos tonos.

Decir que del último disco (que solo se vende en itunes o en los concis para que las distribuidoras no timen a la peña, según decía Lord Dimagio) es un sopor en directo, de los temas que sonaron sólo salvaría Expendable. La duración no fue nada despreciable ya que rondó las dos horas y media, si bien durante los primeros minutos el que esto suscribe se aburrió bastante y eso que tocaron himnos como Call To Arms o Brothers in Metal, pero ni siquiera una golosina como Mountains logró meterme en el bolo.

Unos cuantos solos bastante insoportables sin nada que destacar pero afortunadamente a partir de Fighting the World la cosa mejoró notablemente a partir de Fighting The World, que no suele ser tocada por los americanos desde hace años en sus shows, y claro Hail and Kill o Black Wind, Fire and Steel es que animan a cualquiera.

Destacar que tuve bastante suerte y cuando estaba wasapeando al final del bolo, una de las baquetas me cayó directamente en la mano y mientras me alzaba victorioso con mi trofeo, hordas de true fans tirados por los suelos buscándola… seguid ahí bonicos seguro que la encontráis.

Lo peor de todo es que si vuelven el año que viene creo que volveré a picar.

No hay comentarios: